OK: Found an XML parser.
OK: Support for GZIP encoding.
OK: Support for character munging.

Notice: Undefined property: MagpieRSS::$etag in /home/users/1/lolipop.jp-dp21312936/web/feed2js/magpie/rss_fetch.inc on line 156

Notice: MagpieRSS [debug] Returning STALE object for https://packagingnewsonline.com/category/sciences/feed in /home/users/1/lolipop.jp-dp21312936/web/feed2js/magpie/rss_fetch.inc on line 243

Example Output

Channel: Sciences – Packaging News Online

RSS URL:

Parsed Results (var_dump'ed)

object(MagpieRSS)#2 (21) {
  ["parser"]=>
  int(0)
  ["current_item"]=>
  array(0) {
  }
  ["items"]=>
  array(10) {
    [0]=>
    array(11) {
      ["title"]=>
      string(108) "Se busca: compañero viril pero amable para el primer hurón de patas negras clonado del mundo |  Clonación"
      ["link"]=>
      string(143) "https://packagingnewsonline.com/sciences/se-busca-companero-viril-pero-amable-para-el-primer-huron-de-patas-negras-clonado-del-mundo-clonacion/"
      ["dc"]=>
      array(1) {
        ["creator"]=>
        string(12) "Harry Rivers"
      }
      ["pubdate"]=>
      string(31) "Sun, 06 Feb 2022 08:13:15 +0000"
      ["category"]=>
      string(91) "SciencesamablebuscaClonaciónclonadocompañeroDelhurónmundonegrasParápatasperoprimerviril"
      ["guid"]=>
      string(143) "https://packagingnewsonline.com/sciences/se-busca-companero-viril-pero-amable-para-el-primer-huron-de-patas-negras-clonado-del-mundo-clonacion/"
      ["description"]=>
      string(94) "Elizabeth Ann está lista para hacer historia. El primer hurón de patas negras clonado del..."
      ["content"]=>
      array(1) {
        ["encoded"]=>
        string(7393) "

Elizabeth Ann está lista para hacer historia. El primer hurón de patas negras clonado del mundo acaba de celebrar su primer cumpleaños y ha llegado a una edad en la que puede empezar a reproducirse. Y, si tiene éxito y produce cachorros sanos, el pequeño depredador dará un valioso impulso a los intentos de salvar a su especie en grave peligro de extinción.

Sin embargo, los científicos reconocen que tendrán que ser extremadamente cuidadosos en la selección de posibles parejas para Elizabeth Ann, que se encuentra en un centro de conservación cerca de Fort Collins, Colorado. En particular, el macho que finalmente seleccionen tendrá que mostrar una cualidad clave, dicen: tendrá que ser amable.

El hurón de patas negras (Mustella nigripes) no es conocido por su temperamento dulce. Elizabeth Ann gruñe a los guardianes que se acercan demasiado, por ejemplo. Sin embargo, la especie necesita desesperadamente una inyección de genes nuevos y Elizabeth Ann puede proporcionarlos, siempre que sobreviva al encuentro de reproducción, dicen los científicos.

“Cuando se trata de hurones de patas negras, el escenario de apareamiento puede ser un poco difícil y no queremos que Elizabeth Ann se lastime. Ella es preciosa”, dijo Oliver Ryder, director de conservación genética en el Zoológico de San Diego, a la Observador.

“Así que necesitamos un macho experimentado que ya haya producido descendencia y que, por lo tanto, no vaya a ser infértil, un problema que afecta a muchos machos de hurones de patas negras en la actualidad. Además, lo seleccionaremos por su gentileza”, agregó Ryder, quien dijo que la elección de pareja para Elizabeth Ann ahora era “inminente”.

Dolly la oveja clonada. Fotografía: Murdo MacLeod/The Guardian

El hurón de patas negras es un depredador gruñón, delgado, de 60 cm de largo, con marcas negras en la cara, las patas y la cola. Alguna vez habitó grandes extensiones de las Grandes Llanuras de los Estados Unidos, viviendo de un menú compuesto principalmente por perritos de las praderas, que son un tipo de ardilla terrestre. Sin embargo, desapareció cuando la agricultura se extendió por el centro de los Estados Unidos y, en la década de 1970, se pensó que se había extinguido.

Entonces, una noche en 1981, John Hogg, un ranchero de Wyoming, escuchó ruidos extraños en su tierra y descubrió una colonia de hurones de patas negras. Los biólogos de vida silvestre acudieron en masa al rancho y desde entonces han utilizado sus animales para establecer un programa de cría de hurones con el objetivo de restablecer colonias en los EE. UU.

Sin embargo, solo siete de los hurones encontrados en Hogg Ranch pudieron reproducirse. Como resultado, la población de patas negras es muy endogámica, y cada animal tiene un parentesco con los demás que se encuentra entre el de un hermano y un primo hermano. Las mutaciones dañinas ahora están afectando a la población reproductora.

Se necesita urgentemente una inyección de nuevos genes de hurón, y Elizabeth Ann puede proporcionarlos. Ella es el producto del tejido que se tomó de un hurón hembra de patas negras llamado Willa hace décadas. Sus células se conservaron en el zoológico congelado de San Diego, una instalación de almacenamiento donde los materiales genéticos (ADN, esperma, óvulos, embriones y tejido vivo) de animales en peligro de extinción se almacenan en nitrógeno líquido.

Hace unos años, se decidió utilizar la misma tecnología que se empleó en Escocia para crear Dolly the Sheep en 1996 para producir un clon de Willa. Sus células se utilizaron para generar embriones que se implantaron en tres hurones domésticos. Dos de los embarazos fracasaron, mientras que la tercera madre sustituta tuvo un hijo que nació muerto… y Elizabeth Ann, que ahora prospera con una dieta de hámsteres en su casa de Colorado.

De manera crucial, su ADN contiene diferentes versiones de los genes que predominan en los hurones endogámicos del programa de reproducción, y esto ha generado esperanza de que su descendencia pueda mejorar significativamente la viabilidad genética de los hurones de patas negras. Como dice Ryder: “Elizabeth Ann es un tesoro de diversidad genética en lo que a nosotros respecta”.

Además, hay planes en marcha para crear otro lote de hurones de patas negras clonados, con el mismo objetivo: aumentar la diversidad genética de la especie y detener su declive reproductivo. “Ese es el quid del esfuerzo aquí”, dijo Ryder. “¿Puede Elizabeth Ann transmitir sus genes a las generaciones descendientes de hurones de patas negras?”

La historia de Elizabeth Ann tiene implicaciones importantes para todas las especies en peligro de extinción, agregó Ryder. “Deberíamos almacenar células ahora de todo tipo de animales en peligro de extinción porque estamos perdiendo biodiversidad y los acervos genéticos de animales salvajes se están reduciendo. Al menos, si tenemos las células, podríamos, en el futuro, hacer por otras especies lo que esperamos hacer por el hurón de patas negras con Elizabeth Ann”.

" } ["summary"]=> string(94) "Elizabeth Ann está lista para hacer historia. El primer hurón de patas negras clonado del..." ["atom_content"]=> string(7393) "

Elizabeth Ann está lista para hacer historia. El primer hurón de patas negras clonado del mundo acaba de celebrar su primer cumpleaños y ha llegado a una edad en la que puede empezar a reproducirse. Y, si tiene éxito y produce cachorros sanos, el pequeño depredador dará un valioso impulso a los intentos de salvar a su especie en grave peligro de extinción.

Sin embargo, los científicos reconocen que tendrán que ser extremadamente cuidadosos en la selección de posibles parejas para Elizabeth Ann, que se encuentra en un centro de conservación cerca de Fort Collins, Colorado. En particular, el macho que finalmente seleccionen tendrá que mostrar una cualidad clave, dicen: tendrá que ser amable.

El hurón de patas negras (Mustella nigripes) no es conocido por su temperamento dulce. Elizabeth Ann gruñe a los guardianes que se acercan demasiado, por ejemplo. Sin embargo, la especie necesita desesperadamente una inyección de genes nuevos y Elizabeth Ann puede proporcionarlos, siempre que sobreviva al encuentro de reproducción, dicen los científicos.

“Cuando se trata de hurones de patas negras, el escenario de apareamiento puede ser un poco difícil y no queremos que Elizabeth Ann se lastime. Ella es preciosa”, dijo Oliver Ryder, director de conservación genética en el Zoológico de San Diego, a la Observador.

“Así que necesitamos un macho experimentado que ya haya producido descendencia y que, por lo tanto, no vaya a ser infértil, un problema que afecta a muchos machos de hurones de patas negras en la actualidad. Además, lo seleccionaremos por su gentileza”, agregó Ryder, quien dijo que la elección de pareja para Elizabeth Ann ahora era “inminente”.

Dolly la oveja clonada. Fotografía: Murdo MacLeod/The Guardian

El hurón de patas negras es un depredador gruñón, delgado, de 60 cm de largo, con marcas negras en la cara, las patas y la cola. Alguna vez habitó grandes extensiones de las Grandes Llanuras de los Estados Unidos, viviendo de un menú compuesto principalmente por perritos de las praderas, que son un tipo de ardilla terrestre. Sin embargo, desapareció cuando la agricultura se extendió por el centro de los Estados Unidos y, en la década de 1970, se pensó que se había extinguido.

Entonces, una noche en 1981, John Hogg, un ranchero de Wyoming, escuchó ruidos extraños en su tierra y descubrió una colonia de hurones de patas negras. Los biólogos de vida silvestre acudieron en masa al rancho y desde entonces han utilizado sus animales para establecer un programa de cría de hurones con el objetivo de restablecer colonias en los EE. UU.

Sin embargo, solo siete de los hurones encontrados en Hogg Ranch pudieron reproducirse. Como resultado, la población de patas negras es muy endogámica, y cada animal tiene un parentesco con los demás que se encuentra entre el de un hermano y un primo hermano. Las mutaciones dañinas ahora están afectando a la población reproductora.

Se necesita urgentemente una inyección de nuevos genes de hurón, y Elizabeth Ann puede proporcionarlos. Ella es el producto del tejido que se tomó de un hurón hembra de patas negras llamado Willa hace décadas. Sus células se conservaron en el zoológico congelado de San Diego, una instalación de almacenamiento donde los materiales genéticos (ADN, esperma, óvulos, embriones y tejido vivo) de animales en peligro de extinción se almacenan en nitrógeno líquido.

Hace unos años, se decidió utilizar la misma tecnología que se empleó en Escocia para crear Dolly the Sheep en 1996 para producir un clon de Willa. Sus células se utilizaron para generar embriones que se implantaron en tres hurones domésticos. Dos de los embarazos fracasaron, mientras que la tercera madre sustituta tuvo un hijo que nació muerto… y Elizabeth Ann, que ahora prospera con una dieta de hámsteres en su casa de Colorado.

De manera crucial, su ADN contiene diferentes versiones de los genes que predominan en los hurones endogámicos del programa de reproducción, y esto ha generado esperanza de que su descendencia pueda mejorar significativamente la viabilidad genética de los hurones de patas negras. Como dice Ryder: “Elizabeth Ann es un tesoro de diversidad genética en lo que a nosotros respecta”.

Además, hay planes en marcha para crear otro lote de hurones de patas negras clonados, con el mismo objetivo: aumentar la diversidad genética de la especie y detener su declive reproductivo. “Ese es el quid del esfuerzo aquí”, dijo Ryder. “¿Puede Elizabeth Ann transmitir sus genes a las generaciones descendientes de hurones de patas negras?”

La historia de Elizabeth Ann tiene implicaciones importantes para todas las especies en peligro de extinción, agregó Ryder. “Deberíamos almacenar células ahora de todo tipo de animales en peligro de extinción porque estamos perdiendo biodiversidad y los acervos genéticos de animales salvajes se están reduciendo. Al menos, si tenemos las células, podríamos, en el futuro, hacer por otras especies lo que esperamos hacer por el hurón de patas negras con Elizabeth Ann”.

" ["date_timestamp"]=> int(1644135195) } [1]=> array(11) { ["title"]=> string(96) "Me encanta vivir sola, entonces, ¿por qué le tengo tanto miedo a la oscuridad? | Psicología" ["link"]=> string(127) "https://packagingnewsonline.com/sciences/me-encanta-vivir-sola-entonces-por-que-le-tengo-tanto-miedo-a-la-oscuridad-psicologia/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Sat, 05 Feb 2022 16:24:11 +0000" ["category"]=> string(74) "SciencesencantaentoncesmiedooscuridadporpsicologíaQuéSolaTantoTengovivir" ["guid"]=> string(127) "https://packagingnewsonline.com/sciences/me-encanta-vivir-sola-entonces-por-que-le-tengo-tanto-miedo-a-la-oscuridad-psicologia/" ["description"]=> string(70) "I vivir sola en un buen lugar, el mejor tipo de lugar que una mujer..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(15389) "

I vivir sola en un buen lugar, el mejor tipo de lugar que una mujer como yo podría imaginar. De hecho, es todo lo que imaginé durante años. Lo alquilo en lugar de poseerlo, pero eso no es una dificultad. Nunca he sentido una angustia particular por tener una propiedad, lo cual está muy bien ya que vivo en Londres, un lugar donde podría obtener una hipoteca tan pronto como una jirafa. Ser propietario de una casa siempre se ha sentido más como una carga, como el final de las cosas, para mí, que como una comodidad. Sin embargo, siempre soñé con alquilar un lugar hermoso y vivir solo allí, y ahora lo hago.

Los días que paso aquí sin nadie más, me despierto a las 8.30 y le doy de comer a mi gato. La observo comer su repugnante y apestosa comida con satisfacción, contenta de poder mantener viva a otra criatura más allá de mí. Preparo café y deambulo un poco por el apartamento, limpiando superficies, lavando ollas llenas de tomate. Salgo a caminar o al gimnasio, y luego trabajo. Yo escribo. Envío correos electrónicos. Me quejo o especulo sobre todo lo que estoy haciendo constantemente con mis amigos. Para el almuerzo, hago una sopa con las verduras del refrigerador, o camino por la calle hasta el pub por un sándwich, y vuelvo y trabajo un poco más. Miro con adoración al gato. Se hace tarde y puedo beber una copa de vino, a veces una botella. Preparo la cena y me la como en 13 minutos mientras miro Maestro de cocina. Leí durante una hora. Trabajo un poco más. A veces veo una película. Esta es la vida que he diseñado para mí, la vida que nunca pensé que tendría la suerte de tener. Entonces es hora de dormir.

En mi cómoda cama leo más y apago la luz y dentro de 15 minutos escucho una sacudida, un sonido metálico afuera en el jardín. Me aseguro que es solo un animal. Intento dormir de nuevo. me voy a la deriva Luego está el ruido aparentemente inconfundible de la puerta trasera siendo empujada. Vuelo hacia arriba en mi cama como la chica en El exorcista, lanzo al aire lo que se siente como 2 pies de puro susto, y una vez allí y despierto me quedo completamente quieto. Ahora, finalmente, está sucediendo. El merecido de mi vida demasiado bendecida, de mi elección de vivir sola. Algo terrible está ocurriendo. Otro clic suave desde la dirección de la puerta principal. Ahora todo mi cuerpo está inundado de adrenalina y mi boca seca.

‘Esta es la vida que he diseñado para mí, la vida que nunca pensé que tendría la suerte de tener. Pero entonces es hora de dormir…’: Megan Nolan fotografiada en su jardín. Fotografía: Roo Lewis/The Observer

Trato de recordar a través de mi pánico las cosas que he hecho para mitigar las posibilidades de un ataque: las cerraduras con doble cerrojo, las llaves sacadas y colocadas lejos para que si una persona atravesara el vidrio no pudiera abrirlas fácilmente. . Cuando tuve un miedo terrible una noche tomé un pequeño cuchillo afilado y lo escondí en un lugar secreto accesible desde donde estoy sentado en mi cama. Puedo sacarlo sin hacer mucho ruido. Hay otro crujido en el pasillo, y en silencio recupero la hoja de su escondite y la sostengo en una mano y mi teléfono en la otra. Me siento así, rígido por la convicción y el terror, durante más de una hora. Ningún pensamiento pasa por mi cabeza en este momento aparte de escuchar atentamente el próximo ruido y de qué dirección viene, planeando mi escape. ¿Puedo estar seguro de que vienen del área que creo que vienen, o podrían venir de ambos lados? ¿Es prudente encerrarme en un baño? ¿Soy lo suficientemente fuerte y pequeño para atravesar esa ventana si es necesario?

Eventualmente, acepto que estoy demasiado asustado para moverme para verificar si alguien está afuera de la puerta de mi dormitorio de una forma u otra, y que el tiempo transcurrido significa que es poco probable que esté allí. Vuelvo a poner el cuchillo en su lugar y enciendo las dos lámparas a cada lado de mi cama, y ​​un podcast para que le suene a alguien afuera que hay varias personas en esta habitación. Me acuesto de nuevo y practico algunos ejercicios de respiración para tratar de dormir. Ahora son quizás las 4 am y he perdido la mitad de mi descanso asignado. Estoy inútil y enojado cuando me despierto, consciente de lo absurdo de mi miedo y de que he permitido que, al complacerme, arruine mi día.

Esto sucede dos, tres, a veces cuatro veces al mes. El doble de veces que me despierto en medio de la noche con sueños de que alguien entra por mi ventana o se sienta en mi cama, terrores que son tanto más como menos intensos porque son inconscientes, pero que significan lo mismo que mi el sueño es robado y fragmentado, mi cuerpo se siente como si hubiera pasado por una batalla cuando se despierta por la mañana.

Siempre he sido lo que amablemente podría describirse como “nervioso”. Entro en pánico desmesuradamente, reaccionando con gran exageración a las sorpresas auditivas ordinarias. Sirenas, gritos, mi novio jadeando, “¡Dios mío!” cuando mira su teléfono (los Spurs perdían uno a cero). Los trenes fantasma, incluso los más cómicamente aficionados, no eran algo que pudiera tolerar cuando era niño. Cuando escucho el susurro de un zorro en el jardín o veo un destello afuera en la oscuridad, la luz de mi propio baño, el susto momentáneo que tengo es tan ridículamente poderoso, y tan físicamente, que el resto de la noche gira en espiral. ¿Pero por qué? ¿Por qué soy así, tan susceptible y fácilmente abrumado? ¿Realmente creo que es probable que un hombre que merodea vaya a entrar por mi ventana para lastimarme?

Leí vorazmente sobre Ted Bundy cuando era un adolescente, el primero de los icónicos monstruos estadounidenses en llamar mi atención. Recogí el libro pulposo de Ann Rule, el extraño a mi lado, en un mercadillo de la escuela y lo estudié detenidamente con horrorizada excitación. A veces se acercaba a sus víctimas a la luz del día y en lugares públicos, aparcamientos y playas, pero las primeras eran mujeres dormidas en sus camas, mujeres en sótanos como el mío. Pasé los siguientes 15 años consumiendo crímenes reales con una compulsión poco atractiva. Había Increíble en 2019, la serie de Netflix basada en la historia real de un violador en serie que irrumpía en apartamentos y atacaba a sus víctimas mientras dormían. Le sermoneó a una mujer con aire de suficiencia sobre las medidas de seguridad inadecuadas que la habían dejado expuesta a su depredación. El espectáculo provocó conversaciones entre las mujeres sobre su terror a la soledad, el conocimiento agotador de su propia vulnerabilidad perpetua.

Toda mi vida me ha encantado caminar sola de noche. Cuando era adolescente y hacía mis primeras incursiones torpes en pubs y fiestas, el camino a casa con mi Discman era a menudo la parte que más apreciaba. El procesamiento y la narración fueron mejores que las experiencias mismas. Me enorgullece reconocer que no tengo miedo de hacer esto, que no dejo que las historias trágicas, sobre mujeres atacadas en circunstancias como las que acepto voluntariamente, cambien mi comportamiento. Me gusta pensar que en su mayoría me he negado a dejar que el mal potencial del mundo obstaculice mi libertad.

Esto hace que el miedo paralizante esporádico que me invade en la seguridad de mi propia cama sea aún más humillante y ridículo. Los tableros de mensajes y los artículos describen a mujeres que mantienen las botas de los hombres embarradas fuera de sus puertas para intimidar a los intrusos, que duermen con martillos debajo de la almohada, que no le dicen a nadie que viven solas y ponen nombres masculinos en sus órdenes de entrega. Tienen configuraciones intrincadas que involucran campanas colgadas para alertarlos si la ventana se sacude. Pensé que era un tipo de persona diferente a esta, una capaz de operar dentro de lo razonable, de acuerdo con la probabilidad real de daño en lugar del coco intangible, pero resulta que no lo soy.

¿Mi inmersión en programas y libros de crímenes reales, en las historias extraordinarias y raras de crímenes sádicos famosos, significa que creo que es más probable que me sucedan a mí de lo que son? ¿O es que el conocimiento de tales cosas que suceden nos distorsiona; que pueden tener lugar aunque sea una vez en la historia de la humanidad, que es posible que una persona disfrute del dolor de otra en este grado? Tal vez ese conocimiento extienda la mente para abarcar más peligros indirectos de los que puede acomodar; más de lo que la lógica puede negar con éxito.

Más allá de los intrusos sádicos materiales y literales a los que temo cuando estoy en mis espirales, hay algo más grande y más difícil de definir. Sugieren una masa de malevolencia y mala fortuna de la que constituyen sólo una pequeña parte. En mi vida de vigilia no creo que alguien vaya a irrumpir en mi casa mientras duermo y cometer actos de violencia contra mí. En el momento, algo más está ocurriendo. Es la sensación de todo desastre futuro invadiendo la calma indiferente de la oscuridad, mis pensamientos sin trabas en las horas previas al amanecer girando invariablemente hacia la muerte.

En nuestra cultura agotada por la ironía, se siente casi ridículo decirlo claramente, pero lo diré de todos modos: la noche es cuando realmente me sumerjo en el conocimiento de que todos los que conozco van a morir. A veces los considero uno por uno, cada persona que amo y los diferentes caminos que podrían tomar, qué circunstancias podría aprender a soportar, cuáles me volverían loco. Es una desesperación solitaria y, en última instancia, inconsolable encontrarse a sí mismo caminando en las primeras horas de la madrugada. Tal vez sea más fácil concentrarse en un crujido errante, la posibilidad de una intrusión. Quizá también por eso la sensación de mi novio en la cama a mi lado es un remedio tan eficaz. No porque él pueda luchar contra los monstruos mejor que yo, sin ofender su destreza, sino porque es más fácil no creer en la verdad de la muerte cuando puedo aferrarme a otra criatura viva, hermosa y fuerte, alguien tan brillante. y aparentemente infinito que seguramente les sería imposible morir alguna vez.

He empeorado en lugar de mejorar desde que comencé esta relación. Cuando estaba siempre solo, rara vez alcanzaba niveles tan altos de miedo. Rara vez noté mi soledad en absoluto; no había otra manera de vivir. Ahora que hay uno, ahora que las noches solas son en su mayoría opcionales, lucho. Me despido de él un domingo por la noche, el temor me llena el pecho, y sé que si se lo pido, entonces se queda o me voy con él, y tengo que hacer acuerdos conmigo mismo para no hacerlo. Lucho como siempre lo he hecho entre la fuerza de mi necesidad de los demás y la fuerza de mi repugnancia hacia la dependencia. Sospecho que tendré que lidiar con esos intereses en competencia por el resto de mi vida. No puedo aceptar que necesito de otra persona para hacer algo tan básico y necesario como dormir. Sería demasiado peligroso conceder una confianza tan total.

En cambio, sigo adelante en las noches en las que estoy solo y con miedo. Cuando el sueño me evade por completo, espero a que amanezca, me pongo los auriculares y salgo a la calle. Allí, por temprano que sea, veo que hay vida, ciclistas y juerguistas desaliñados y el café de la estación de tren instalándose. Escucho música o un podcast sobre algo increíble, algo que sucedió en un lugar en el que nunca he estado pero al que podría viajar algún día si realmente quisiera.

Me alegro de que deambular por el exterior es donde me siento más seguro y feliz, porque aquí recuerdo cuánto amo el mundo y las personas en él y todo lo que no sé sobre ellos, y que cualquier miedo que sienta en mi propio es sólo una especie de prueba de lo fuerte que es ese sentimiento. En estas mañanas estoy lleno del conocimiento seguro de la continuidad de las cosas y cuán milagroso es eso realmente, y ese conocimiento es tan real, o incluso más, como el conocimiento de los finales que llega en la oscuridad.

Acts of Desperation, de Megan Nolan, es publicado por Vintage a £8.99. Compre una copia por £ 8.09 en guardianbookshop.com

" } ["summary"]=> string(70) "I vivir sola en un buen lugar, el mejor tipo de lugar que una mujer..." ["atom_content"]=> string(15389) "

I vivir sola en un buen lugar, el mejor tipo de lugar que una mujer como yo podría imaginar. De hecho, es todo lo que imaginé durante años. Lo alquilo en lugar de poseerlo, pero eso no es una dificultad. Nunca he sentido una angustia particular por tener una propiedad, lo cual está muy bien ya que vivo en Londres, un lugar donde podría obtener una hipoteca tan pronto como una jirafa. Ser propietario de una casa siempre se ha sentido más como una carga, como el final de las cosas, para mí, que como una comodidad. Sin embargo, siempre soñé con alquilar un lugar hermoso y vivir solo allí, y ahora lo hago.

Los días que paso aquí sin nadie más, me despierto a las 8.30 y le doy de comer a mi gato. La observo comer su repugnante y apestosa comida con satisfacción, contenta de poder mantener viva a otra criatura más allá de mí. Preparo café y deambulo un poco por el apartamento, limpiando superficies, lavando ollas llenas de tomate. Salgo a caminar o al gimnasio, y luego trabajo. Yo escribo. Envío correos electrónicos. Me quejo o especulo sobre todo lo que estoy haciendo constantemente con mis amigos. Para el almuerzo, hago una sopa con las verduras del refrigerador, o camino por la calle hasta el pub por un sándwich, y vuelvo y trabajo un poco más. Miro con adoración al gato. Se hace tarde y puedo beber una copa de vino, a veces una botella. Preparo la cena y me la como en 13 minutos mientras miro Maestro de cocina. Leí durante una hora. Trabajo un poco más. A veces veo una película. Esta es la vida que he diseñado para mí, la vida que nunca pensé que tendría la suerte de tener. Entonces es hora de dormir.

En mi cómoda cama leo más y apago la luz y dentro de 15 minutos escucho una sacudida, un sonido metálico afuera en el jardín. Me aseguro que es solo un animal. Intento dormir de nuevo. me voy a la deriva Luego está el ruido aparentemente inconfundible de la puerta trasera siendo empujada. Vuelo hacia arriba en mi cama como la chica en El exorcista, lanzo al aire lo que se siente como 2 pies de puro susto, y una vez allí y despierto me quedo completamente quieto. Ahora, finalmente, está sucediendo. El merecido de mi vida demasiado bendecida, de mi elección de vivir sola. Algo terrible está ocurriendo. Otro clic suave desde la dirección de la puerta principal. Ahora todo mi cuerpo está inundado de adrenalina y mi boca seca.

‘Esta es la vida que he diseñado para mí, la vida que nunca pensé que tendría la suerte de tener. Pero entonces es hora de dormir…’: Megan Nolan fotografiada en su jardín. Fotografía: Roo Lewis/The Observer

Trato de recordar a través de mi pánico las cosas que he hecho para mitigar las posibilidades de un ataque: las cerraduras con doble cerrojo, las llaves sacadas y colocadas lejos para que si una persona atravesara el vidrio no pudiera abrirlas fácilmente. . Cuando tuve un miedo terrible una noche tomé un pequeño cuchillo afilado y lo escondí en un lugar secreto accesible desde donde estoy sentado en mi cama. Puedo sacarlo sin hacer mucho ruido. Hay otro crujido en el pasillo, y en silencio recupero la hoja de su escondite y la sostengo en una mano y mi teléfono en la otra. Me siento así, rígido por la convicción y el terror, durante más de una hora. Ningún pensamiento pasa por mi cabeza en este momento aparte de escuchar atentamente el próximo ruido y de qué dirección viene, planeando mi escape. ¿Puedo estar seguro de que vienen del área que creo que vienen, o podrían venir de ambos lados? ¿Es prudente encerrarme en un baño? ¿Soy lo suficientemente fuerte y pequeño para atravesar esa ventana si es necesario?

Eventualmente, acepto que estoy demasiado asustado para moverme para verificar si alguien está afuera de la puerta de mi dormitorio de una forma u otra, y que el tiempo transcurrido significa que es poco probable que esté allí. Vuelvo a poner el cuchillo en su lugar y enciendo las dos lámparas a cada lado de mi cama, y ​​un podcast para que le suene a alguien afuera que hay varias personas en esta habitación. Me acuesto de nuevo y practico algunos ejercicios de respiración para tratar de dormir. Ahora son quizás las 4 am y he perdido la mitad de mi descanso asignado. Estoy inútil y enojado cuando me despierto, consciente de lo absurdo de mi miedo y de que he permitido que, al complacerme, arruine mi día.

Esto sucede dos, tres, a veces cuatro veces al mes. El doble de veces que me despierto en medio de la noche con sueños de que alguien entra por mi ventana o se sienta en mi cama, terrores que son tanto más como menos intensos porque son inconscientes, pero que significan lo mismo que mi el sueño es robado y fragmentado, mi cuerpo se siente como si hubiera pasado por una batalla cuando se despierta por la mañana.

Siempre he sido lo que amablemente podría describirse como “nervioso”. Entro en pánico desmesuradamente, reaccionando con gran exageración a las sorpresas auditivas ordinarias. Sirenas, gritos, mi novio jadeando, “¡Dios mío!” cuando mira su teléfono (los Spurs perdían uno a cero). Los trenes fantasma, incluso los más cómicamente aficionados, no eran algo que pudiera tolerar cuando era niño. Cuando escucho el susurro de un zorro en el jardín o veo un destello afuera en la oscuridad, la luz de mi propio baño, el susto momentáneo que tengo es tan ridículamente poderoso, y tan físicamente, que el resto de la noche gira en espiral. ¿Pero por qué? ¿Por qué soy así, tan susceptible y fácilmente abrumado? ¿Realmente creo que es probable que un hombre que merodea vaya a entrar por mi ventana para lastimarme?

Leí vorazmente sobre Ted Bundy cuando era un adolescente, el primero de los icónicos monstruos estadounidenses en llamar mi atención. Recogí el libro pulposo de Ann Rule, el extraño a mi lado, en un mercadillo de la escuela y lo estudié detenidamente con horrorizada excitación. A veces se acercaba a sus víctimas a la luz del día y en lugares públicos, aparcamientos y playas, pero las primeras eran mujeres dormidas en sus camas, mujeres en sótanos como el mío. Pasé los siguientes 15 años consumiendo crímenes reales con una compulsión poco atractiva. Había Increíble en 2019, la serie de Netflix basada en la historia real de un violador en serie que irrumpía en apartamentos y atacaba a sus víctimas mientras dormían. Le sermoneó a una mujer con aire de suficiencia sobre las medidas de seguridad inadecuadas que la habían dejado expuesta a su depredación. El espectáculo provocó conversaciones entre las mujeres sobre su terror a la soledad, el conocimiento agotador de su propia vulnerabilidad perpetua.

Toda mi vida me ha encantado caminar sola de noche. Cuando era adolescente y hacía mis primeras incursiones torpes en pubs y fiestas, el camino a casa con mi Discman era a menudo la parte que más apreciaba. El procesamiento y la narración fueron mejores que las experiencias mismas. Me enorgullece reconocer que no tengo miedo de hacer esto, que no dejo que las historias trágicas, sobre mujeres atacadas en circunstancias como las que acepto voluntariamente, cambien mi comportamiento. Me gusta pensar que en su mayoría me he negado a dejar que el mal potencial del mundo obstaculice mi libertad.

Esto hace que el miedo paralizante esporádico que me invade en la seguridad de mi propia cama sea aún más humillante y ridículo. Los tableros de mensajes y los artículos describen a mujeres que mantienen las botas de los hombres embarradas fuera de sus puertas para intimidar a los intrusos, que duermen con martillos debajo de la almohada, que no le dicen a nadie que viven solas y ponen nombres masculinos en sus órdenes de entrega. Tienen configuraciones intrincadas que involucran campanas colgadas para alertarlos si la ventana se sacude. Pensé que era un tipo de persona diferente a esta, una capaz de operar dentro de lo razonable, de acuerdo con la probabilidad real de daño en lugar del coco intangible, pero resulta que no lo soy.

¿Mi inmersión en programas y libros de crímenes reales, en las historias extraordinarias y raras de crímenes sádicos famosos, significa que creo que es más probable que me sucedan a mí de lo que son? ¿O es que el conocimiento de tales cosas que suceden nos distorsiona; que pueden tener lugar aunque sea una vez en la historia de la humanidad, que es posible que una persona disfrute del dolor de otra en este grado? Tal vez ese conocimiento extienda la mente para abarcar más peligros indirectos de los que puede acomodar; más de lo que la lógica puede negar con éxito.

Más allá de los intrusos sádicos materiales y literales a los que temo cuando estoy en mis espirales, hay algo más grande y más difícil de definir. Sugieren una masa de malevolencia y mala fortuna de la que constituyen sólo una pequeña parte. En mi vida de vigilia no creo que alguien vaya a irrumpir en mi casa mientras duermo y cometer actos de violencia contra mí. En el momento, algo más está ocurriendo. Es la sensación de todo desastre futuro invadiendo la calma indiferente de la oscuridad, mis pensamientos sin trabas en las horas previas al amanecer girando invariablemente hacia la muerte.

En nuestra cultura agotada por la ironía, se siente casi ridículo decirlo claramente, pero lo diré de todos modos: la noche es cuando realmente me sumerjo en el conocimiento de que todos los que conozco van a morir. A veces los considero uno por uno, cada persona que amo y los diferentes caminos que podrían tomar, qué circunstancias podría aprender a soportar, cuáles me volverían loco. Es una desesperación solitaria y, en última instancia, inconsolable encontrarse a sí mismo caminando en las primeras horas de la madrugada. Tal vez sea más fácil concentrarse en un crujido errante, la posibilidad de una intrusión. Quizá también por eso la sensación de mi novio en la cama a mi lado es un remedio tan eficaz. No porque él pueda luchar contra los monstruos mejor que yo, sin ofender su destreza, sino porque es más fácil no creer en la verdad de la muerte cuando puedo aferrarme a otra criatura viva, hermosa y fuerte, alguien tan brillante. y aparentemente infinito que seguramente les sería imposible morir alguna vez.

He empeorado en lugar de mejorar desde que comencé esta relación. Cuando estaba siempre solo, rara vez alcanzaba niveles tan altos de miedo. Rara vez noté mi soledad en absoluto; no había otra manera de vivir. Ahora que hay uno, ahora que las noches solas son en su mayoría opcionales, lucho. Me despido de él un domingo por la noche, el temor me llena el pecho, y sé que si se lo pido, entonces se queda o me voy con él, y tengo que hacer acuerdos conmigo mismo para no hacerlo. Lucho como siempre lo he hecho entre la fuerza de mi necesidad de los demás y la fuerza de mi repugnancia hacia la dependencia. Sospecho que tendré que lidiar con esos intereses en competencia por el resto de mi vida. No puedo aceptar que necesito de otra persona para hacer algo tan básico y necesario como dormir. Sería demasiado peligroso conceder una confianza tan total.

En cambio, sigo adelante en las noches en las que estoy solo y con miedo. Cuando el sueño me evade por completo, espero a que amanezca, me pongo los auriculares y salgo a la calle. Allí, por temprano que sea, veo que hay vida, ciclistas y juerguistas desaliñados y el café de la estación de tren instalándose. Escucho música o un podcast sobre algo increíble, algo que sucedió en un lugar en el que nunca he estado pero al que podría viajar algún día si realmente quisiera.

Me alegro de que deambular por el exterior es donde me siento más seguro y feliz, porque aquí recuerdo cuánto amo el mundo y las personas en él y todo lo que no sé sobre ellos, y que cualquier miedo que sienta en mi propio es sólo una especie de prueba de lo fuerte que es ese sentimiento. En estas mañanas estoy lleno del conocimiento seguro de la continuidad de las cosas y cuán milagroso es eso realmente, y ese conocimiento es tan real, o incluso más, como el conocimiento de los finales que llega en la oscuridad.

Acts of Desperation, de Megan Nolan, es publicado por Vintage a £8.99. Compre una copia por £ 8.09 en guardianbookshop.com

" ["date_timestamp"]=> int(1644078251) } [2]=> array(11) { ["title"]=> string(97) "Apuntar a los “ultraemisores” de metano podría desacelerar el cambio climático a bajo costo" ["link"]=> string(131) "https://packagingnewsonline.com/sciences/apuntar-a-los-ultraemisores-de-metano-podria-desacelerar-el-cambio-climatico-a-bajo-costo/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Thu, 03 Feb 2022 19:13:55 +0000" ["category"]=> string(80) "SciencesapuntarbajocambioclimáticocostodesacelerarLosmetanopodríaultraemisores" ["guid"]=> string(131) "https://packagingnewsonline.com/sciences/apuntar-a-los-ultraemisores-de-metano-podria-desacelerar-el-cambio-climatico-a-bajo-costo/" ["description"]=> string(70) "5 de febrero de 2022 ELN 15 DE FEBRERO 2018 un pozo de gas explotó..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(6593) "

ELN 15 DE FEBRERO 2018 un pozo de gas explotó en el condado de Belmont en Ohio. Sobrevolando poco antes de la 1:00 p. m., un helicóptero estatal de patrulla de carreteras capturó imágenes de una columna de llamas y una nube de hollín y gases que se elevaba hacia el cielo desde las colinas ondulantes. Aunque las llamas se apagaron pronto, la cabeza del pozo del busto no se reparó durante 20 días. Un estudio posterior que utilizó datos satelitales calculó que durante ese tiempo se liberaron unas 58.000 toneladas de metano, equivalente a una cuarta parte de lo que se informa que produce cada año toda la infraestructura de petróleo y gas de Ohio y más que las emisiones anuales de metano de combustibles fósiles similares. infraestructura de combustible en la mayoría de los países europeos.

El metano es un gas de efecto invernadero incoloro e inodoro que constituye la mayor parte del gas natural que se quema para calentar hogares, cocinar alimentos y generar electricidad. También es el segundo mayor impulsor del calentamiento global después del dióxido de carbono, responsable de al menos una cuarta parte del aumento de las temperaturas medias globales desde la Revolución Industrial. Una vez emitidas, las moléculas de metano se degradan en alrededor de una década, por lo que no se acumulan en la atmósfera de la misma manera que el dióxido de carbono, que puede persistir durante cientos de años.

Por lo tanto, reducir drásticamente las emisiones de metano podría ayudar a reducir el volumen atmosférico general de gases de efecto invernadero y reducir el ritmo del calentamiento global a corto plazo. Reparar la infraestructura de petróleo y gas con fugas, responsable del 22% de todas las emisiones de metano creadas por el hombre, ayudaría a cumplir esos objetivos. Esto ha llevado a esfuerzos para cuantificar las fugas de metano.

Según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Ciencias, las explosiones prolongadas en tuberías y bocas de pozo, como sucedió en la explosión del condado de Belmont, están detrás de la liberación de aproximadamente 8 millones de toneladas de metano cada año. Eso equivale a entre el 8% y el 12% del total estimado liberado de la infraestructura mundial de petróleo y gas cada año. Al identificar y mapear las fugas con tanto detalle, el estudio ofrece una oportunidad: centrarse en abordar estas grandes fugas y una parte significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo podrían eliminarse.

Thomas Lauvaux, científico atmosférico de la Universidad de Saclay en Francia, y sus colegas utilizaron imágenes y datos recopilados en 2019 y 2020 por el Instrumento de seguimiento troposférico (TROPOMI) que vuela a bordo de un satélite de seguimiento de la Tierra lanzado por la Agencia Espacial Europea. Los investigadores encontraron más de 1.800 eventos únicos de “ultraemisión”, definidos como la producción de 25 toneladas o más de metano cada hora. Algunos eventos liberaron varios cientos de toneladas de gases de efecto invernadero por hora, generando penachos que se extendieron por cientos de kilómetros.

Dos tercios de los eventos ultra emisores se ubicaron junto con sitios y oleoductos de producción de petróleo y gas; el resto procedía de instalaciones de producción de carbón, agrícolas o de gestión de residuos. Con 1,3 millones de toneladas de metano al año, Turkmenistán albergaba algunas de las mayores fuentes. El Dr. Lauvaux y sus colegas señalaron que los eventos que documentaron no se incluyeron en los inventarios de emisiones nacionales y sugieren que las cifras oficiales pueden subestimar las emisiones totales a la mitad. Después de Turkmenistán, las emisiones más grandes se encontraron en Rusia, Estados Unidos, Irán, Kazajstán y Argelia.

Los 8 millones de toneladas de metano recogidos en el último estudio tienen el mismo efecto de calentamiento que la huella de carbono de 18 millones de estadounidenses. La eliminación de todas estas emisiones evitaría entre 0,003 °C y 0,007 °C de calentamiento durante las próximas tres décadas, según el Dr. Lauvaux.

Mejorar el monitoreo y reparar la infraestructura con fugas también beneficiaría a los productores de combustibles fósiles en lugares como Argelia, Estados Unidos, Kazajstán, Rusia y Turkmenistán. Los investigadores calcularon que las empresas renuncian a ingresos de entre 100 y 400 dólares por tonelada de metano que se filtra.

En las Naciones Unidas POLICÍAEn las negociaciones climáticas del 26 de noviembre, celebradas en noviembre pasado en Glasgow, los líderes de más de 100 países hicieron un pacto para reducir las emisiones globales de metano en un 30 % para 2030. La forma más barata y rentable de hacerlo será reparar el petróleo y -infraestructura de gas, empezando por los ultraemisores identificados por el Dr. Lauvaux. Inventarios como el suyo y más datos de una nueva generación de satélites capaces de detectar fuentes puntuales de metano son pasos importantes para cumplir con esas ambiciones globales.

Este artículo apareció en la sección de ciencia y tecnología de la edición impresa con el título “Misión de metano”.

" } ["summary"]=> string(70) "5 de febrero de 2022 ELN 15 DE FEBRERO 2018 un pozo de gas explotó..." ["atom_content"]=> string(6593) "

ELN 15 DE FEBRERO 2018 un pozo de gas explotó en el condado de Belmont en Ohio. Sobrevolando poco antes de la 1:00 p. m., un helicóptero estatal de patrulla de carreteras capturó imágenes de una columna de llamas y una nube de hollín y gases que se elevaba hacia el cielo desde las colinas ondulantes. Aunque las llamas se apagaron pronto, la cabeza del pozo del busto no se reparó durante 20 días. Un estudio posterior que utilizó datos satelitales calculó que durante ese tiempo se liberaron unas 58.000 toneladas de metano, equivalente a una cuarta parte de lo que se informa que produce cada año toda la infraestructura de petróleo y gas de Ohio y más que las emisiones anuales de metano de combustibles fósiles similares. infraestructura de combustible en la mayoría de los países europeos.

El metano es un gas de efecto invernadero incoloro e inodoro que constituye la mayor parte del gas natural que se quema para calentar hogares, cocinar alimentos y generar electricidad. También es el segundo mayor impulsor del calentamiento global después del dióxido de carbono, responsable de al menos una cuarta parte del aumento de las temperaturas medias globales desde la Revolución Industrial. Una vez emitidas, las moléculas de metano se degradan en alrededor de una década, por lo que no se acumulan en la atmósfera de la misma manera que el dióxido de carbono, que puede persistir durante cientos de años.

Por lo tanto, reducir drásticamente las emisiones de metano podría ayudar a reducir el volumen atmosférico general de gases de efecto invernadero y reducir el ritmo del calentamiento global a corto plazo. Reparar la infraestructura de petróleo y gas con fugas, responsable del 22% de todas las emisiones de metano creadas por el hombre, ayudaría a cumplir esos objetivos. Esto ha llevado a esfuerzos para cuantificar las fugas de metano.

Según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Ciencias, las explosiones prolongadas en tuberías y bocas de pozo, como sucedió en la explosión del condado de Belmont, están detrás de la liberación de aproximadamente 8 millones de toneladas de metano cada año. Eso equivale a entre el 8% y el 12% del total estimado liberado de la infraestructura mundial de petróleo y gas cada año. Al identificar y mapear las fugas con tanto detalle, el estudio ofrece una oportunidad: centrarse en abordar estas grandes fugas y una parte significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo podrían eliminarse.

Thomas Lauvaux, científico atmosférico de la Universidad de Saclay en Francia, y sus colegas utilizaron imágenes y datos recopilados en 2019 y 2020 por el Instrumento de seguimiento troposférico (TROPOMI) que vuela a bordo de un satélite de seguimiento de la Tierra lanzado por la Agencia Espacial Europea. Los investigadores encontraron más de 1.800 eventos únicos de “ultraemisión”, definidos como la producción de 25 toneladas o más de metano cada hora. Algunos eventos liberaron varios cientos de toneladas de gases de efecto invernadero por hora, generando penachos que se extendieron por cientos de kilómetros.

Dos tercios de los eventos ultra emisores se ubicaron junto con sitios y oleoductos de producción de petróleo y gas; el resto procedía de instalaciones de producción de carbón, agrícolas o de gestión de residuos. Con 1,3 millones de toneladas de metano al año, Turkmenistán albergaba algunas de las mayores fuentes. El Dr. Lauvaux y sus colegas señalaron que los eventos que documentaron no se incluyeron en los inventarios de emisiones nacionales y sugieren que las cifras oficiales pueden subestimar las emisiones totales a la mitad. Después de Turkmenistán, las emisiones más grandes se encontraron en Rusia, Estados Unidos, Irán, Kazajstán y Argelia.

Los 8 millones de toneladas de metano recogidos en el último estudio tienen el mismo efecto de calentamiento que la huella de carbono de 18 millones de estadounidenses. La eliminación de todas estas emisiones evitaría entre 0,003 °C y 0,007 °C de calentamiento durante las próximas tres décadas, según el Dr. Lauvaux.

Mejorar el monitoreo y reparar la infraestructura con fugas también beneficiaría a los productores de combustibles fósiles en lugares como Argelia, Estados Unidos, Kazajstán, Rusia y Turkmenistán. Los investigadores calcularon que las empresas renuncian a ingresos de entre 100 y 400 dólares por tonelada de metano que se filtra.

En las Naciones Unidas POLICÍAEn las negociaciones climáticas del 26 de noviembre, celebradas en noviembre pasado en Glasgow, los líderes de más de 100 países hicieron un pacto para reducir las emisiones globales de metano en un 30 % para 2030. La forma más barata y rentable de hacerlo será reparar el petróleo y -infraestructura de gas, empezando por los ultraemisores identificados por el Dr. Lauvaux. Inventarios como el suyo y más datos de una nueva generación de satélites capaces de detectar fuentes puntuales de metano son pasos importantes para cumplir con esas ambiciones globales.

Este artículo apareció en la sección de ciencia y tecnología de la edición impresa con el título “Misión de metano”.

" ["date_timestamp"]=> int(1643915635) } [3]=> array(11) { ["title"]=> string(64) "¿Por qué el espacio está a punto de entrar en su era nuclear?" ["link"]=> string(101) "https://packagingnewsonline.com/sciences/por-que-el-espacio-esta-a-punto-de-entrar-en-su-era-nuclear/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Tue, 01 Feb 2022 19:53:17 +0000" ["category"]=> string(48) "SciencesentrareraespacioestánuclearporpuntoQué" ["guid"]=> string(101) "https://packagingnewsonline.com/sciences/por-que-el-espacio-esta-a-punto-de-entrar-en-su-era-nuclear/" ["description"]=> string(86) "1 de febrero de 2022 EN NOVIEMBRE DEL AÑO PASADO, Rusia hizo estallar un satélite..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(12904) "

EN NOVIEMBRE DEL AÑO PASADO, Rusia hizo estallar un satélite difunto, creando metralla que orbitará la Tierra durante décadas. La prueba de misiles de “ascenso directo” fue la primera para Rusia y se hizo eco de una prueba de armas similar realizada por China en 2007, que también creó una nube duradera de escombros. India y Estados Unidos también han disparado contra satélites inoperativos, aunque afortunadamente sin crear tanta basura espacial asociada de larga duración.

Toda esta práctica de tiro concierne a los jefes de defensa de Estados Unidos, que lucharían para luchar en una guerra si los satélites críticos fueran destruidos. El Pentágono, por lo tanto, quiere que su próxima generación de satélites tenga suficiente potencia para poder evadir ataques. Cree que la respuesta está en la propulsión de energía nuclear.

Dos iniciativas investigarán el concepto. El primero, liderado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), probará una tecnología conocida como “propulsión térmica nuclear”. Trabajando con empresas estadounidenses, incluidas Blue Origin, General Atomics y Lockheed Martin, la nave espacial DARPA llevará un pequeño reactor nuclear. En el interior, los átomos de uranio se dividirán para generar un calor tremendo. Ese calor será absorbido por hidrógeno líquido aspirado de un tanque a bordo de la nave espacial. El hidrógeno, que comenzará a una temperatura de almacenamiento inferior a -253°C, se expandirá rápidamente a medida que se calienta. A medida que ese gas caliente sale disparado de una boquilla en la parte trasera de la nave espacial, producirá empuje.

Una nave espacial de este tipo podría ascender a una órbita geoestacionaria sobre la Tierra, a casi 36.000 km de altura, en solo unas horas. Los satélites que queman combustible normal para cohetes necesitan varios días para el mismo viaje. Los satélites de propulsión nuclear con abundante energía también serían difíciles de destruir: sus trayectorias podrían cambiar con la frecuencia suficiente para volverse impredecibles. DARPA quiere probar su nave espacial, denominada DRACO (Demonstration Rocket for Agile Cislunar Operations), en órbita en 2025. Esta es una línea de tiempo ambiciosa, dado que la propulsión térmica nuclear nunca se ha probado en el espacio.

La Unidad de Innovación de Defensa (DIU) del Pentágono dirige la segunda iniciativa nuclear. En septiembre de 2021, solicitó propuestas de sistemas nucleares para la propulsión de satélites o, alternativamente, para alimentar la electrónica de a bordo. Las empresas que presentan ideas deben cumplir algunas condiciones: deben mantenerse alejadas de la tecnología de propulsión térmica nuclear en la que DARPA ya está trabajando; deberían poder construir un prototipo dentro de tres a cinco años; y necesitan un plan creíble para realizar pruebas en el espacio. De las decenas de propuestas recibidas por la DIU, los dos primeros ganadores se anunciarán a finales de este mes.

Más allá del dragón
Ryan Weed, capitán de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) que dirige el programa DIU, dice que las propuestas presentadas se dividen en distintas categorías. Algunos incorporan reactores nucleares, pero no para calentar hidrógeno líquido. En su lugar, el calor se utilizará para generar electricidad que luego se aplicará a un gas propulsor como el xenón. Esto cargará iones que, gracias a un campo eléctrico o magnético, saldrán de una boquilla para producir empuje.

Los propulsores de iones no son una idea nueva, pero un reactor nuclear podría producir mucha más electricidad para alimentarlos que incluso una gran matriz solar. Los satélites sin paneles solares, útiles para fines militares, también serían más difíciles de rastrear y desactivar para los enemigos.

Muchos de los diseños de propulsión eléctrica nuclear exigen el mismo proceso de división de átomos que se utiliza en las centrales nucleares terrestres. El kit para el espacio pesaría al menos una tonelada, por lo que solo alimentaría grandes satélites.

Otras propuestas son para generadores termoeléctricos de radioisótopos (RTG). Este tipo de “baterías nucleares” se han utilizado durante mucho tiempo para alimentar sondas enviadas al espacio profundo, donde la energía solar es especialmente débil. En lugar de construir un reactor nuclear, un RTG utiliza dispositivos llamados termopares para producir una potencia modesta a partir del calor liberado por la descomposición de los isótopos radiactivos. El plutonio-238, que es un subproducto del desarrollo de armas, ha sido utilizado por la NASA para impulsar tanto las sondas Voyager, lanzadas en la década de 1970 y que aún funcionan, como el rover Curiosity que actualmente recorre Marte.

El plutonio-238, sin embargo, está fuertemente regulado y escasea. Y con una vida media de 87,7 años, el calor que produce a partir de la desintegración radiactiva se distribuye durante mucho tiempo. Por lo tanto, DIU está buscando alternativas con una vida media más corta y una “densidad de potencia térmica mucho más alta”, dice el Capitán Weed. Cobalt-60, con una vida media de 5,3 años, es una alternativa prometedora y disponible comercialmente. Le gustaría que los RTG proporcionaran electricidad para el empuje y también la electrónica a bordo para satélites que son del tamaño de una lavadora.

Primero no hagas daño
Sin embargo, ¿qué tan seguro es enviar dispositivos nucleares, especialmente reactores, al espacio? Nathan Greiner, un comandante de la USAF que dirige el programa DARPA, dice que una preocupación que a menudo le preguntan es la posible explosión de una nave espacial DRACO en la plataforma de lanzamiento. Él dice que tal evento no presentaría más peligro que la explosión de una nave espacial convencional, porque el reactor no se habría encendido en ese momento, su combustible de uranio no representaría un riesgo radiológico.

Un problema mayor sería si el reactor nuclear se estrellara contra el mar. El agua puede fomentar el inicio de una reacción nuclear en cadena en la que los átomos de uranio se dividen y liberan neutrones que pueden dividir más átomos de uranio. Si no se controla, esta reacción en cadena puede convertirse en una explosión. Por lo tanto, DRACO está configurado para que, incluso si se sumerge en agua, los “alambres venenosos” hechos de boro permanecerán en su lugar. El boro se utiliza en los reactores nucleares para moderar, o incluso detener, la fisión nuclear.

Otro peligro es el reingreso atmosférico accidental. La Unión Soviética voló al menos 33 satélites espía con reactores nucleares para energía a bordo (pero no propulsión). En un accidente, el reactor de un satélite llamado Kosmos 954 no logró ascender a una “órbita de eliminación” lo suficientemente alta al final de su misión. En 1978, terminó esparciendo desechos radiactivos sobre una gran franja de los Territorios del Noroeste de Canadá. Para evitar un accidente similar, el reactor nuclear de DARPA no volará en órbitas bajas, dice Tabitha Dodson, la principal ingeniera de DRACO.

El reciente aumento en el interés por la energía nuclear para el espacio puede atribuirse directamente a las mejoras en la capacidad de los ingenieros para usar computadoras para modelar sus diseños de reactores. Durante mucho tiempo, los científicos creyeron que, para que un reactor nuclear pudiera caber en un cohete, tendría que funcionar con combustible altamente enriquecido con uranio-235, un isótopo de uranio que se descompone fácilmente. El combustible para el Kosmos 954 soviético, por ejemplo, era 90% de uranio-235, similar al material utilizado en la bomba atómica que detonó sobre Hiroshima en 1945.

Dado el potencial preocupante del combustible para uso dual, los científicos han tenido que lidiar con una gran burocracia, largas demoras y enormes costos al construir reactores nucleares. E, incluso si todo salió bien, “muchos guardias y armas”, dice Michael Eades, jefe de ingeniería de USNC Advanced Technologies, un subcontratista de Seattle involucrado en DRACO. Pero, en los últimos años, mejores modelos informáticos han permitido a los científicos diseñar reactores en los que el combustible está enriquecido a menos del 20% de uranio-235. Eso está muy por debajo del grado de las armas, por lo que las restricciones gubernamentales serán menos onerosas.

Estados Unidos no está solo en su búsqueda nuclear. China y Rusia también están desarrollando energía nuclear para el espacio. La lista de deseos del primero incluye una flota de transbordadores espaciales de propulsión nuclear. Rusia está diseñando una nave espacial de carga de propulsión eléctrica llamada Zeus, que será alimentado con un reactor nuclear. Roscosmos, la agencia espacial de Rusia, espera lanzarlo en 2030.

La perspectiva de satélites más capaces, sin duda, despertará sospechas entre las naciones con capacidad espacial. Las naves espaciales nucleares con abundante energía eléctrica podrían utilizarse para bloquear las comunicaciones por satélite. Documentos de KB Arsenal, una empresa de San Petersburgo que trabaja en Zeus y, según se informa, otra nave espacial nuclear llamada Tripulación, se refieren a la posibilidad de usar grandes antenas para inundar un área con grandes cantidades de radiación electromagnética; esto podría abrumar las señales de radio relativamente débiles que normalmente envían y reciben los satélites de comunicaciones.

Tales movimientos pueden tener mentes enfocadas. En un memorando de 2019, el entonces presidente Donald Trump declaró que los sistemas espaciales de propulsión nuclear eran “vitales” para el dominio de Estados Unidos en el espacio. En esa y posteriores acciones presidenciales, Trump simplificó las regulaciones. El presidente Joe Biden no ha cambiado de rumbo y esto ha impulsado la investigación y el desarrollo posteriores tanto en el gobierno como en el sector privado.

ir audazmente
Y no todo el interés en la energía nuclear proviene de los militares. La NASA, ansiosa por llevar astronautas a Marte algún día, está estudiando la propulsión eléctrica impulsada por un reactor y también está trabajando en un proyecto para desarrollar la propulsión térmica nuclear. El último sistema se llama PADME (Power-Adjusted Demonstration Mars Engine) y su prototipo está programado para probarse en 2026.

PADME pesará alrededor de 3,5 toneladas y, una vez en órbita, podrá acelerar una gran nave espacial a 12 km por segundo en unos 15 minutos. Una nave de este tipo podría llegar a Marte en menos de seis meses, tres menos que con propulsión química. La NASA quiere probarlo en una posible misión de carga a Marte en la década de 2030. Para fines de esta década, la NASA también quiere una planta nuclear para alimentar una base en la Luna. Las propuestas para una instalación de “energía de superficie de fisión” de 10kW deben presentarse a la agencia espacial a mediados de febrero. Todo esto significa que, de una forma u otra, el espacio está entrando en su era nuclear.

" } ["summary"]=> string(86) "1 de febrero de 2022 EN NOVIEMBRE DEL AÑO PASADO, Rusia hizo estallar un satélite..." ["atom_content"]=> string(12904) "

EN NOVIEMBRE DEL AÑO PASADO, Rusia hizo estallar un satélite difunto, creando metralla que orbitará la Tierra durante décadas. La prueba de misiles de “ascenso directo” fue la primera para Rusia y se hizo eco de una prueba de armas similar realizada por China en 2007, que también creó una nube duradera de escombros. India y Estados Unidos también han disparado contra satélites inoperativos, aunque afortunadamente sin crear tanta basura espacial asociada de larga duración.

Toda esta práctica de tiro concierne a los jefes de defensa de Estados Unidos, que lucharían para luchar en una guerra si los satélites críticos fueran destruidos. El Pentágono, por lo tanto, quiere que su próxima generación de satélites tenga suficiente potencia para poder evadir ataques. Cree que la respuesta está en la propulsión de energía nuclear.

Dos iniciativas investigarán el concepto. El primero, liderado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), probará una tecnología conocida como “propulsión térmica nuclear”. Trabajando con empresas estadounidenses, incluidas Blue Origin, General Atomics y Lockheed Martin, la nave espacial DARPA llevará un pequeño reactor nuclear. En el interior, los átomos de uranio se dividirán para generar un calor tremendo. Ese calor será absorbido por hidrógeno líquido aspirado de un tanque a bordo de la nave espacial. El hidrógeno, que comenzará a una temperatura de almacenamiento inferior a -253°C, se expandirá rápidamente a medida que se calienta. A medida que ese gas caliente sale disparado de una boquilla en la parte trasera de la nave espacial, producirá empuje.

Una nave espacial de este tipo podría ascender a una órbita geoestacionaria sobre la Tierra, a casi 36.000 km de altura, en solo unas horas. Los satélites que queman combustible normal para cohetes necesitan varios días para el mismo viaje. Los satélites de propulsión nuclear con abundante energía también serían difíciles de destruir: sus trayectorias podrían cambiar con la frecuencia suficiente para volverse impredecibles. DARPA quiere probar su nave espacial, denominada DRACO (Demonstration Rocket for Agile Cislunar Operations), en órbita en 2025. Esta es una línea de tiempo ambiciosa, dado que la propulsión térmica nuclear nunca se ha probado en el espacio.

La Unidad de Innovación de Defensa (DIU) del Pentágono dirige la segunda iniciativa nuclear. En septiembre de 2021, solicitó propuestas de sistemas nucleares para la propulsión de satélites o, alternativamente, para alimentar la electrónica de a bordo. Las empresas que presentan ideas deben cumplir algunas condiciones: deben mantenerse alejadas de la tecnología de propulsión térmica nuclear en la que DARPA ya está trabajando; deberían poder construir un prototipo dentro de tres a cinco años; y necesitan un plan creíble para realizar pruebas en el espacio. De las decenas de propuestas recibidas por la DIU, los dos primeros ganadores se anunciarán a finales de este mes.

Más allá del dragón
Ryan Weed, capitán de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) que dirige el programa DIU, dice que las propuestas presentadas se dividen en distintas categorías. Algunos incorporan reactores nucleares, pero no para calentar hidrógeno líquido. En su lugar, el calor se utilizará para generar electricidad que luego se aplicará a un gas propulsor como el xenón. Esto cargará iones que, gracias a un campo eléctrico o magnético, saldrán de una boquilla para producir empuje.

Los propulsores de iones no son una idea nueva, pero un reactor nuclear podría producir mucha más electricidad para alimentarlos que incluso una gran matriz solar. Los satélites sin paneles solares, útiles para fines militares, también serían más difíciles de rastrear y desactivar para los enemigos.

Muchos de los diseños de propulsión eléctrica nuclear exigen el mismo proceso de división de átomos que se utiliza en las centrales nucleares terrestres. El kit para el espacio pesaría al menos una tonelada, por lo que solo alimentaría grandes satélites.

Otras propuestas son para generadores termoeléctricos de radioisótopos (RTG). Este tipo de “baterías nucleares” se han utilizado durante mucho tiempo para alimentar sondas enviadas al espacio profundo, donde la energía solar es especialmente débil. En lugar de construir un reactor nuclear, un RTG utiliza dispositivos llamados termopares para producir una potencia modesta a partir del calor liberado por la descomposición de los isótopos radiactivos. El plutonio-238, que es un subproducto del desarrollo de armas, ha sido utilizado por la NASA para impulsar tanto las sondas Voyager, lanzadas en la década de 1970 y que aún funcionan, como el rover Curiosity que actualmente recorre Marte.

El plutonio-238, sin embargo, está fuertemente regulado y escasea. Y con una vida media de 87,7 años, el calor que produce a partir de la desintegración radiactiva se distribuye durante mucho tiempo. Por lo tanto, DIU está buscando alternativas con una vida media más corta y una “densidad de potencia térmica mucho más alta”, dice el Capitán Weed. Cobalt-60, con una vida media de 5,3 años, es una alternativa prometedora y disponible comercialmente. Le gustaría que los RTG proporcionaran electricidad para el empuje y también la electrónica a bordo para satélites que son del tamaño de una lavadora.

Primero no hagas daño
Sin embargo, ¿qué tan seguro es enviar dispositivos nucleares, especialmente reactores, al espacio? Nathan Greiner, un comandante de la USAF que dirige el programa DARPA, dice que una preocupación que a menudo le preguntan es la posible explosión de una nave espacial DRACO en la plataforma de lanzamiento. Él dice que tal evento no presentaría más peligro que la explosión de una nave espacial convencional, porque el reactor no se habría encendido en ese momento, su combustible de uranio no representaría un riesgo radiológico.

Un problema mayor sería si el reactor nuclear se estrellara contra el mar. El agua puede fomentar el inicio de una reacción nuclear en cadena en la que los átomos de uranio se dividen y liberan neutrones que pueden dividir más átomos de uranio. Si no se controla, esta reacción en cadena puede convertirse en una explosión. Por lo tanto, DRACO está configurado para que, incluso si se sumerge en agua, los “alambres venenosos” hechos de boro permanecerán en su lugar. El boro se utiliza en los reactores nucleares para moderar, o incluso detener, la fisión nuclear.

Otro peligro es el reingreso atmosférico accidental. La Unión Soviética voló al menos 33 satélites espía con reactores nucleares para energía a bordo (pero no propulsión). En un accidente, el reactor de un satélite llamado Kosmos 954 no logró ascender a una “órbita de eliminación” lo suficientemente alta al final de su misión. En 1978, terminó esparciendo desechos radiactivos sobre una gran franja de los Territorios del Noroeste de Canadá. Para evitar un accidente similar, el reactor nuclear de DARPA no volará en órbitas bajas, dice Tabitha Dodson, la principal ingeniera de DRACO.

El reciente aumento en el interés por la energía nuclear para el espacio puede atribuirse directamente a las mejoras en la capacidad de los ingenieros para usar computadoras para modelar sus diseños de reactores. Durante mucho tiempo, los científicos creyeron que, para que un reactor nuclear pudiera caber en un cohete, tendría que funcionar con combustible altamente enriquecido con uranio-235, un isótopo de uranio que se descompone fácilmente. El combustible para el Kosmos 954 soviético, por ejemplo, era 90% de uranio-235, similar al material utilizado en la bomba atómica que detonó sobre Hiroshima en 1945.

Dado el potencial preocupante del combustible para uso dual, los científicos han tenido que lidiar con una gran burocracia, largas demoras y enormes costos al construir reactores nucleares. E, incluso si todo salió bien, “muchos guardias y armas”, dice Michael Eades, jefe de ingeniería de USNC Advanced Technologies, un subcontratista de Seattle involucrado en DRACO. Pero, en los últimos años, mejores modelos informáticos han permitido a los científicos diseñar reactores en los que el combustible está enriquecido a menos del 20% de uranio-235. Eso está muy por debajo del grado de las armas, por lo que las restricciones gubernamentales serán menos onerosas.

Estados Unidos no está solo en su búsqueda nuclear. China y Rusia también están desarrollando energía nuclear para el espacio. La lista de deseos del primero incluye una flota de transbordadores espaciales de propulsión nuclear. Rusia está diseñando una nave espacial de carga de propulsión eléctrica llamada Zeus, que será alimentado con un reactor nuclear. Roscosmos, la agencia espacial de Rusia, espera lanzarlo en 2030.

La perspectiva de satélites más capaces, sin duda, despertará sospechas entre las naciones con capacidad espacial. Las naves espaciales nucleares con abundante energía eléctrica podrían utilizarse para bloquear las comunicaciones por satélite. Documentos de KB Arsenal, una empresa de San Petersburgo que trabaja en Zeus y, según se informa, otra nave espacial nuclear llamada Tripulación, se refieren a la posibilidad de usar grandes antenas para inundar un área con grandes cantidades de radiación electromagnética; esto podría abrumar las señales de radio relativamente débiles que normalmente envían y reciben los satélites de comunicaciones.

Tales movimientos pueden tener mentes enfocadas. En un memorando de 2019, el entonces presidente Donald Trump declaró que los sistemas espaciales de propulsión nuclear eran “vitales” para el dominio de Estados Unidos en el espacio. En esa y posteriores acciones presidenciales, Trump simplificó las regulaciones. El presidente Joe Biden no ha cambiado de rumbo y esto ha impulsado la investigación y el desarrollo posteriores tanto en el gobierno como en el sector privado.

ir audazmente
Y no todo el interés en la energía nuclear proviene de los militares. La NASA, ansiosa por llevar astronautas a Marte algún día, está estudiando la propulsión eléctrica impulsada por un reactor y también está trabajando en un proyecto para desarrollar la propulsión térmica nuclear. El último sistema se llama PADME (Power-Adjusted Demonstration Mars Engine) y su prototipo está programado para probarse en 2026.

PADME pesará alrededor de 3,5 toneladas y, una vez en órbita, podrá acelerar una gran nave espacial a 12 km por segundo en unos 15 minutos. Una nave de este tipo podría llegar a Marte en menos de seis meses, tres menos que con propulsión química. La NASA quiere probarlo en una posible misión de carga a Marte en la década de 2030. Para fines de esta década, la NASA también quiere una planta nuclear para alimentar una base en la Luna. Las propuestas para una instalación de “energía de superficie de fisión” de 10kW deben presentarse a la agencia espacial a mediados de febrero. Todo esto significa que, de una forma u otra, el espacio está entrando en su era nuclear.

" ["date_timestamp"]=> int(1643745197) } [4]=> array(11) { ["title"]=> string(114) "‘Quería que mi arte resonara’: el escultor de Zimbabue responde al Covid con creatividad | Desarrollo global" ["link"]=> string(145) "https://packagingnewsonline.com/sciences/queria-que-mi-arte-resonara-el-escultor-de-zimbabue-responde-al-covid-con-creatividad-desarrollo-global/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Mon, 31 Jan 2022 07:59:09 +0000" ["category"]=> string(86) "SciencesArteconCovidcreatividaddesarrolloescultorglobalqueríaresonararespondeZimbabue" ["guid"]=> string(145) "https://packagingnewsonline.com/sciences/queria-que-mi-arte-resonara-el-escultor-de-zimbabue-responde-al-covid-con-creatividad-desarrollo-global/" ["description"]=> string(89) "Cuando la pandemia golpeó al mundo por primera vez, el escultor de piedra de Zimbabue..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(9958) "

Cuando la pandemia golpeó al mundo por primera vez, el escultor de piedra de Zimbabue David Ngwerume tomó su martillo y su cincel y comenzó a trabajar en la primera de una colección de piezas inspiradas en el covid.

Casi dos años y 14 esculturas después, una llegó a China después de ser seleccionada para la novena Bienal Internacional de Arte de Beijing, una exposición que muestra el trabajo de miles de artistas de más de 100 países.

La pieza, Unto the Third Wave, muestra a una mujer que recibe una vacuna contra el covid-19 de un par de manos suspendidas. Ngwerume lo creó en junio del año pasado, justo antes de que una tercera ola de la pandemia azotara el país. “Cuando escuché que venía una tercera ola, la llamé Unto the Third Wave. Estaba alentando a la gente: vacunémonos, preparémonos para todo lo que viene y para las variantes”, dice.

Omicron ha impedido que Ngwerume, que también tiene su propio bufete de abogados, acompañe su escultura a China, pero en su casa en Harare, sigue decidido a seguir aumentando su colección de Covid. Su ambición es producir y exhibir de 25 a 30 esculturas.

Ngwerume comenzó a esculpir cuando aún estaba en la escuela en Musana, al noreste de Harare, bajo la tutela del escultor Cosmos Muchenje. Le encantó la idea de que las esculturas fueran ampliamente visibles y cree que pueden transmitir mejor un mensaje que una pintura que debe permanecer en el interior. La escultura en piedra tiene una larga tradición en Zimbabue y Ngwerume recolecta diferentes materiales de canteras y minas de todo el país.

Una figura de una mujer con una máscara llamada In This Together Africa, la primera escultura de Ngwerume en su colección Covid-19 autofinanciada. Fotografía: David Ngwerume

Fue su padre quien lo inspiró a ejercer la abogacía y hacer arte al mismo tiempo. Ngwerume tenía talento académico y siempre tuvo la ambición de ejercer una profesión. “Mi padre solía animarme a hacer ambas cosas”, dice. “Me dijo: ‘No puedes ser un buen artista sin títulos académicos, terminarás sin entender cómo se mueve el mundo’”. Ahora Ngwerume hace esculturas desde el estudio de su casa.

La idea de la colección Covid nació en las primeras etapas de la pandemia, cuando Ngwerume se encontró pensando en lo que la gente estaba experimentando y cómo reflejarlo a través de su arte.

“Covid-19 estaba enfrentando personas en todas partes del mundo. Es una catástrofe humanitaria y no selectiva entre ricos y pobres, negros y blancos, musulmanes y cristianos… estaba cortando todo lo que divide a la humanidad”, dice.

“Me sentí inspirado [and thought about] qué papel debo jugar para crear conciencia, para inspirar al mundo. ¿Cómo podemos luchar juntos contra esta pandemia y cómo podemos salir adelante?”.

Brazos de la escultura de Ngwerume.
Brazos de la escultura de Ngwerume. Fotografía: david ngwerume

La primera escultura de Ngwerume de su colección autofinanciada es la figura de una mujer con una máscara.

Después de que se crearon las vacunas, hizo una escultura llamada Brazos: medio torso con un par de brazos suspendidos que sostienen una inyección. Él explica: “La razón por la que es una mitad es porque no quería que se percibiera como un género. Quería que resonara con todos”.

También ha creado una escultura llamada Higiene, que muestra dos manos lavándose. “Mi ambición era moverme con el mundo, desempeñar mi papel y transmitir mensajes al mundo”, dice Ngwerume.

Su trabajo ha atraído la atención internacional, más allá de la bienal de Beijing, y ha aparecido en varios medios de comunicación. “No había ningún artista haciendo algo así y estaba hablando de los tiempos”, dice.

El último sueño de Ngwerume es ver su trabajo exhibido en todo el mundo, incluso en la sede de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra. “Al provenir de un pequeño país de África, paso desapercibido y no me reconocen y me pregunto si eso sucederá”, dice. “Tal vez sea solo un deseo. No voy a dejar de hacer lo que estoy haciendo aunque termine exponiendo en mi casa y aunque las galerías no me miren”.

Y agrega: “Seguiré adelante, mi espíritu sigue volando”.

Regístrese para obtener una vista diferente con nuestro boletín de noticias Global Dispatch: un resumen de nuestras principales historias de todo el mundo, lecturas recomendadas y pensamientos de nuestro equipo sobre temas clave de desarrollo y derechos humanos, entregados en su bandeja de entrada cada dos semanas:

Regístrese en Global Dispatch: verifique su carpeta de correo no deseado para ver el correo electrónico de confirmación

" } ["summary"]=> string(89) "Cuando la pandemia golpeó al mundo por primera vez, el escultor de piedra de Zimbabue..." ["atom_content"]=> string(9958) "

Cuando la pandemia golpeó al mundo por primera vez, el escultor de piedra de Zimbabue David Ngwerume tomó su martillo y su cincel y comenzó a trabajar en la primera de una colección de piezas inspiradas en el covid.

Casi dos años y 14 esculturas después, una llegó a China después de ser seleccionada para la novena Bienal Internacional de Arte de Beijing, una exposición que muestra el trabajo de miles de artistas de más de 100 países.

La pieza, Unto the Third Wave, muestra a una mujer que recibe una vacuna contra el covid-19 de un par de manos suspendidas. Ngwerume lo creó en junio del año pasado, justo antes de que una tercera ola de la pandemia azotara el país. “Cuando escuché que venía una tercera ola, la llamé Unto the Third Wave. Estaba alentando a la gente: vacunémonos, preparémonos para todo lo que viene y para las variantes”, dice.

Omicron ha impedido que Ngwerume, que también tiene su propio bufete de abogados, acompañe su escultura a China, pero en su casa en Harare, sigue decidido a seguir aumentando su colección de Covid. Su ambición es producir y exhibir de 25 a 30 esculturas.

Ngwerume comenzó a esculpir cuando aún estaba en la escuela en Musana, al noreste de Harare, bajo la tutela del escultor Cosmos Muchenje. Le encantó la idea de que las esculturas fueran ampliamente visibles y cree que pueden transmitir mejor un mensaje que una pintura que debe permanecer en el interior. La escultura en piedra tiene una larga tradición en Zimbabue y Ngwerume recolecta diferentes materiales de canteras y minas de todo el país.

Una figura de una mujer con una máscara llamada In This Together Africa, la primera escultura de Ngwerume en su colección Covid-19 autofinanciada. Fotografía: David Ngwerume

Fue su padre quien lo inspiró a ejercer la abogacía y hacer arte al mismo tiempo. Ngwerume tenía talento académico y siempre tuvo la ambición de ejercer una profesión. “Mi padre solía animarme a hacer ambas cosas”, dice. “Me dijo: ‘No puedes ser un buen artista sin títulos académicos, terminarás sin entender cómo se mueve el mundo’”. Ahora Ngwerume hace esculturas desde el estudio de su casa.

La idea de la colección Covid nació en las primeras etapas de la pandemia, cuando Ngwerume se encontró pensando en lo que la gente estaba experimentando y cómo reflejarlo a través de su arte.

“Covid-19 estaba enfrentando personas en todas partes del mundo. Es una catástrofe humanitaria y no selectiva entre ricos y pobres, negros y blancos, musulmanes y cristianos… estaba cortando todo lo que divide a la humanidad”, dice.

“Me sentí inspirado [and thought about] qué papel debo jugar para crear conciencia, para inspirar al mundo. ¿Cómo podemos luchar juntos contra esta pandemia y cómo podemos salir adelante?”.

Brazos de la escultura de Ngwerume.
Brazos de la escultura de Ngwerume. Fotografía: david ngwerume

La primera escultura de Ngwerume de su colección autofinanciada es la figura de una mujer con una máscara.

Después de que se crearon las vacunas, hizo una escultura llamada Brazos: medio torso con un par de brazos suspendidos que sostienen una inyección. Él explica: “La razón por la que es una mitad es porque no quería que se percibiera como un género. Quería que resonara con todos”.

También ha creado una escultura llamada Higiene, que muestra dos manos lavándose. “Mi ambición era moverme con el mundo, desempeñar mi papel y transmitir mensajes al mundo”, dice Ngwerume.

Su trabajo ha atraído la atención internacional, más allá de la bienal de Beijing, y ha aparecido en varios medios de comunicación. “No había ningún artista haciendo algo así y estaba hablando de los tiempos”, dice.

El último sueño de Ngwerume es ver su trabajo exhibido en todo el mundo, incluso en la sede de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra. “Al provenir de un pequeño país de África, paso desapercibido y no me reconocen y me pregunto si eso sucederá”, dice. “Tal vez sea solo un deseo. No voy a dejar de hacer lo que estoy haciendo aunque termine exponiendo en mi casa y aunque las galerías no me miren”.

Y agrega: “Seguiré adelante, mi espíritu sigue volando”.

Regístrese para obtener una vista diferente con nuestro boletín de noticias Global Dispatch: un resumen de nuestras principales historias de todo el mundo, lecturas recomendadas y pensamientos de nuestro equipo sobre temas clave de desarrollo y derechos humanos, entregados en su bandeja de entrada cada dos semanas:

Regístrese en Global Dispatch: verifique su carpeta de correo no deseado para ver el correo electrónico de confirmación

" ["date_timestamp"]=> int(1643615949) } [5]=> array(11) { ["title"]=> string(157) "‘Tenía la fuerte sensación de que mi cara estaba desfigurada’: Kitty Wallace, la víctima dismórfica corporal convertida en activista | vida y estilo" ["link"]=> string(184) "https://packagingnewsonline.com/sciences/tenia-la-fuerte-sensacion-de-que-mi-cara-estaba-desfigurada-kitty-wallace-la-victima-dismorfica-corporal-convertida-en-activista-vida-y-estilo/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Wed, 26 Jan 2022 08:27:42 +0000" ["category"]=> string(119) "SciencesactivistaCARAconvertidaCorporaldesfiguradadismórficaestabaestilofuerteKittysensaciónteníavíctimavidaWallace" ["guid"]=> string(184) "https://packagingnewsonline.com/sciences/tenia-la-fuerte-sensacion-de-que-mi-cara-estaba-desfigurada-kitty-wallace-la-victima-dismorfica-corporal-convertida-en-activista-vida-y-estilo/" ["description"]=> string(101) "Kitty Wallace recuerda muy claramente la primera vez que sintió que algo terriblemente andaba mal..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(20946) "

Kitty Wallace recuerda muy claramente la primera vez que sintió que algo terriblemente andaba mal en su rostro.

Tenía ocho años y estaba en el baño de la planta baja con una amiga mientras se lavaban las manos antes de la cena. “Solo recuerdo mirar nuestro reflejo y pensar en lo diferente que me veía a ella”, dice. “En ese momento, tuve esta sensación muy fuerte de que mi rostro era ofensivo o desfigurado en comparación con el de ella, y luego me di cuenta de repente de que esto debía ser tan obvio para todos como lo fue para mí”.

Esta creencia en la “incorrección” de su propio rostro se hizo más y más fuerte. Cuando Wallace llegó a la adolescencia, era todo en lo que pensaba, junto con una paranoia aguda sobre la humillación pública.

“El miedo de que la gente se diera cuenta de lo deforme que estaba, de que se burlaran de mí, era abrumador”, dice. “Era como si todos me miraran y me juzgaran”.

Lo que Wallace no sabía en ese momento era que ella padecía un trastorno dismórfico corporal (TDC), una condición que causa una preocupación debilitante por los defectos percibidos en su apariencia, lo que a menudo causa una autoconciencia paralizante y miedo al rechazo social.

Wallace es ahora una de las principales activistas del Reino Unido a favor del TDC, utilizando su propia batalla para crear conciencia sobre esta enfermedad, a menudo incomprendida y aún en gran medida oculta. La Body Dysmorphic Disorder Foundation (BDDF), para la que ahora trabaja Wallace, dice que podría haber cientos de miles de casos sin diagnosticar en todo el Reino Unido. “Un estudio estima que el TDC afecta a alrededor del 2,2 % de la población, que es aproximadamente 1 de cada 50 personas”, dice Wallace.

Kitty Wallace, de seis años, de vacaciones en familia. Fotografía: Cortesía de Kitty Wallace

Ella dice que, a pesar de que celebridades como Billie Eilish, Robert Pattinson y Shirley Manson hablan abiertamente sobre sus luchas con BDD, “todavía apenas hay reconocimiento o comprensión real de lo que es esta condición entre los profesionales de la salud. Las personas simplemente no reciben la ayuda o el tratamiento que necesitan. La mayoría de las personas sufren durante 10 a 15 años antes de recibir un diagnóstico”.

En su trabajo ahora, como jefa de operaciones de BDDF, Wallace está constantemente en contacto con personas que tienen BDD y ve su historia reflejada en sus luchas.

“Para mí, era una creencia abrumadora de que había algo mal en el núcleo mismo de lo que yo era, por dentro y por fuera, y eso realmente me aísla”, dice. “En el BDDF, gran parte de nuestro trabajo trata de mostrarle a la gente que no están solos y que no es su culpa”.

Como miembro principal del personal de la organización benéfica, Wallace no solo recauda fondos, organiza eventos y administra el sitio web, sino que también facilita grupos de apoyo y organiza una conferencia nacional bianual de BDD.

“Todavía tenía muchas dificultades en 2016, que fue cuando asistí a la primera conferencia de BDD como asistente”, dice. “Y luego, la próxima vez que organizaron la conferencia en 2019, ¡yo la estaba organizando!”

Wallace recuerda haber sentido una gran compasión y empatía por todos los que fueron lo suficientemente valientes como para asistir. Tenía 19 años cuando fue diagnosticada. “Solo pienso en lo diferente que podría haber sido mi vida si lo hubiera sabido antes. Todos esos años que perdí por BDD y cómo todavía está afectando mi vida ahora. Nadie debería tener que pasar por eso”.

Uno de los mayores problemas, dice, es que el TDC generalmente se manifiesta al final de la infancia o en la adolescencia temprana, alrededor de la pubertad, cuando muchas personas atraviesan trastornos emocionales y físicos. “Por lo tanto, a menudo se descarta como una fase o se diagnostica erróneamente como ansiedad o depresión”, dice ella. “Aunque tengo familiares y amigos que me apoyan mucho, la gente esperaba que lo superara con el tiempo, lo que hizo que mi TDC se volviera salvaje y controlara por completo mi vida”.

Mirando hacia atrás, ahora ve que las señales siempre estuvieron ahí. Incluso cuando era una niña muy pequeña, siempre luchó con una ansiedad aguda. “Nunca recuerdo haberme sentido naturalmente cómodo o seguro en mí mismo, o seguro en el mundo”, dice ella. También exhibió muchas tendencias asociadas con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) que ahora reconoce como indicadores de su TDC.

“Recuerdo que era muy joven y estaba obsesionado con que mi ropa estuviera limpia; incluso la más mínima marca significaba que tendría que cambiarme. Tenía la sensación muy fuerte de que si derramaba algo sobre mí mismo, la gente pensaría que estaba sucia y asquerosa”.

Cuando la enviaron a un internado para niñas a la edad de 12 años, su BDD ya había tomado el control. “Yo ya estaba obsesionada con mi rostro, y tenía acné, cabello corto y anteojos. En lo que era un entorno realmente obsesionado con la imagen, me convirtió en el centro de mucha atención”, dice. “Había comentarios constantes sobre mi apariencia y cómo necesitaba cambiar o mejorar. Fue la confirmación de que tenía que encontrar maneras de hacerme, y específicamente mi cara, aceptable”.

Pronto, Wallace se involucró en múltiples y largas sesiones de maquillaje todos los días. Se levantaba a las 5 am todas las mañanas y pasaba dos horas maquillándose antes de poder salir de su habitación y bajar a desayunar.

Wallace en 1994, 7 años.
Wallace en 1994, 7 años. Fotografía: Cortesía de Kitty Wallace

“Desayunaba muy rápido, volvía corriendo a mi habitación para revisar mi maquillaje, iba a clase, volvía a mi habitación para revisar mi maquillaje, siempre revisando, revisando, revisando que había logrado ocultar lo repugnante que era mi la cara era. No podía dejarlo escapar por un minuto. Fue agotador y me sentí desesperadamente solo”.

A lo largo de los años, su BDD cambió el enfoque de su cabello a su piel, a las características individuales de su rostro. “Además de pasar horas en las rutinas de maquillaje, me obsesioné con lavarme el cabello y luego revisarme la piel para asegurarme de que no tuviera imperfecciones”, dice. “Constantemente me pellizcaba la piel, lo que hacen muchas personas con TDC; todo tenía que ser suave y perfecto. La idea de un punto blanco en mi cara era una tortura”.

La nariz de Wallace se convirtió en una fuente aguda de miedo y vergüenza. “Pensaba todo el día en cuándo podría operarme la nariz, cómo eso era lo único que me haría normal. Me dejé un flequillo largo que era mi manta de seguridad y me escondí detrás de él durante años, tratando de cubrir la mayor parte posible de mi cara de la vista del público”.

Wallace terminó la escuela, pero dice que muchos estudiantes con BDD abandonan la educación por completo. Un estudio encontró que casi el 60% de los jóvenes entre 12 y 18 años con un diagnóstico de TDC no asistían a la escuela en absoluto o asistían solo esporádicamente.

Wallace también señala un estudio que estima que el riesgo de suicidio entre las personas con la afección es 45 veces mayor que el promedio nacional. Ella dice que se ha sentido suicida en algunos momentos y que si no hubiera sido por el apoyo de su familia, duda que hubiera sobrevivido.

“Hemos perdido a tanta gente porque los médicos de cabecera, los profesionales de la salud y los maestros simplemente no saben qué es el TDC”, dice. “Prácticamente no hay programas de tratamiento disponibles, pero el TDC conduce al suicidio, la depresión y las autolesiones. Muchas personas alteran sus rostros a través de múltiples cirugías estéticas y sufren de ansiedad aguda, lo que significa que llevan vidas muy limitadas y dolorosas”.

Cuando Wallace escuchó por primera vez sobre BDD, había terminado la escuela y vivía “en reclusión autoimpuesta” en la casa de su familia mientras sus amigos se tomaban años sabáticos y asistían a universidades de todo el país. Entonces, su hermano gemelo recibió una llamada. Un amigo había visto un documental sobre BDD. “Él dijo: ‘Creo que esto es lo que le pasa a tu hermana’, así que toda mi familia lo vio y hubo un momento colectivo de ‘Oh, Dios mío, esta es Kitty’”, dice ella.

Su madre encontró el BDDF en línea. Cuando Wallace visitó el sitio web, dijo que no era mucho más que una página de destino, pero que tenía una lista de verificación de síntomas de TDC y cuando la leyó, sintió “como si alguien hubiera entrado en mi cerebro y hubiera escrito todo lo que pudo encontrar. La idea de que lo que tenía era una condición, que no era mi culpa, fue como un gran peso desapareciendo de mis hombros. Durante años, me culpé a mí mismo por todo”.

Wallace se registró en Priory que, en ese momento, dirigía una de las únicas clínicas especializadas en BDD en el país. Posteriormente, la remitieron al Dr. Rob Wilson, un terapeuta cognitivo conductual especializado que trabaja en BDD y cofundador de BDDF, para recibir asesoramiento.

“Al principio, entrar en tratamiento fue realmente difícil, pero pronto estaba pasando por estos grandes momentos. Me quité el flequillo de la cara por primera vez y pude caminar por la calle sin creer que todos me miraban”, dice. “Fue una liberación lenta del control que BDD había tenido sobre mí desde la infancia”.

No ha sido una línea recta hacia la recuperación. A los 28, Wallace recayó después de que desarrolló dermatitis, lo que provocó que en su rostro se formara un sarpullido rojo enojado. “No salí de casa durante seis meses”, dice. “Me rendí totalmente. Ni siquiera me sentaría en el jardín trasero en caso de que los vecinos me vieran”.

Regresó a la consejería y, durante una de sus sesiones, Wilson le dijo que la mayor parte de los fondos del BDDF procedían de donaciones In Memoriam de familias que habían perdido hijos a causa de esta afección. “Me enojó mucho darme cuenta de que mi vida podría valer más cuando estaba muerta que cuando estaba viva”, dice ella. “De repente sentí que se lo debía a las personas que no habían logrado involucrarme y tratar de cambiar las cosas, para que otros no murieran innecesariamente”.

Wallace comenzó a trabajar como voluntario en el BDDF y, tres años después, se convirtió en el primer miembro del personal remunerado. Desde que comenzó a trabajar en la fundación, ha logrado obtener fondos de la lotería para lanzar una línea de ayuda por correo electrónico dedicada, que ha ayudado a cientos de personas con BDD a obtener ayuda y tratamiento. También renovó el sitio web y vio que la cantidad de visitantes anuales se duplicó con creces, con 500,000 solo este año. “Ver cómo suben los números es muy gratificante porque sabes que la gente ahora podrá entender lo que les está pasando. Pero también es frustrante porque somos una organización benéfica pequeña y estamos luchando para hacer frente a los números que piden ayuda”, dice ella.

Antes del confinamiento, cofacilitaba sesiones mensuales de apoyo cara a cara, que reunían a personas con TDC para recibir asesoramiento grupal. Cuando llegó la pandemia, dejaron de reunirse en persona, pero rápidamente se dieron cuenta de que su comunidad estaba luchando y lanzaron sesiones semanales en línea. “Cuando nos conectamos en línea, los números aumentaron”, dijo. “Teníamos gente de Noruega, Estados Unidos, India, Italia; personas en su adolescencia hasta los 70 años”.

Ella dice que facilitar estos grupos es una de las partes más gratificantes de su trabajo. “A veces, las personas de nuestros grupos nunca han conocido a nadie más con la misma condición. Puedes ver a esa persona cambiar cuando se da cuenta de que está en un lugar seguro y que no necesita disculparse o explicar su comportamiento, simplemente puede hablar y ser ella misma. No hay juicio”.

'Teníamos gente de Noruega, Estados Unidos, India, Italia...'
‘Teníamos gente de Noruega, Estados Unidos, India, Italia…’ Fotografía: Alicia Canter/The Guardian

Ella dice que las cosas son peores para los jóvenes con TDC ahora, en comparación con cuando ella era niña: “Ahora, hay un aluvión incesante de imágenes de personas que lucen impecables en las redes sociales, sin transparencia sobre cuánto estos [pictures] han sido retocados o filtrados”.

A principios de este año, Wallace ayudó a lanzar una asociación entre el BDDF y la marca de moda Monki, cabildeando por una legislación de la UE que obligaría legalmente a las marcas y a los usuarios de las redes sociales a poner un aviso en la publicidad o en las publicaciones de las redes sociales que hayan sido alteradas o filtradas. Desde que se lanzó hace tres semanas, su petición ha sido firmada por más de 30.000 personas.

“La campaña con Monki es muy importante porque genera conciencia sobre el TDC entre un gran número de personas y esto podría salvar vidas”, dice. “Todavía somos una organización benéfica pequeña y estamos lidiando con un problema tan grande, pero también hay mucha esperanza para las personas con BDD si reciben la ayuda adecuada”.

Es esta esperanza la que mantiene a Wallace luchando. “Aunque mi BDD todavía está conmigo, tengo un gran trabajo y me casaré el próximo año; estas cosas parecían imposibles incluso hace unos años. Solo quiero que las personas con TDC sepan que pueden mejorar y que no están solas”.

El sitio web de BDDF es bddfoundation.org y puede encontrar más información sobre su petición pidiendo transparencia en las imágenes de las redes sociales aquí.

En el Reino Unido e Irlanda, se puede contactar a los samaritanos llamando al 116 123 o enviando un correo electrónico a jo@samaritans.org o jo@samaritans.ie. En los EE. UU., la Línea Nacional de Prevención del Suicidio es el 1-800-273-8255. En Australia, el servicio de apoyo en caso de crisis Lifeline es 13 11 14. Se pueden encontrar otras líneas de ayuda internacionales en befrienders.org.

" } ["summary"]=> string(101) "Kitty Wallace recuerda muy claramente la primera vez que sintió que algo terriblemente andaba mal..." ["atom_content"]=> string(20946) "

Kitty Wallace recuerda muy claramente la primera vez que sintió que algo terriblemente andaba mal en su rostro.

Tenía ocho años y estaba en el baño de la planta baja con una amiga mientras se lavaban las manos antes de la cena. “Solo recuerdo mirar nuestro reflejo y pensar en lo diferente que me veía a ella”, dice. “En ese momento, tuve esta sensación muy fuerte de que mi rostro era ofensivo o desfigurado en comparación con el de ella, y luego me di cuenta de repente de que esto debía ser tan obvio para todos como lo fue para mí”.

Esta creencia en la “incorrección” de su propio rostro se hizo más y más fuerte. Cuando Wallace llegó a la adolescencia, era todo en lo que pensaba, junto con una paranoia aguda sobre la humillación pública.

“El miedo de que la gente se diera cuenta de lo deforme que estaba, de que se burlaran de mí, era abrumador”, dice. “Era como si todos me miraran y me juzgaran”.

Lo que Wallace no sabía en ese momento era que ella padecía un trastorno dismórfico corporal (TDC), una condición que causa una preocupación debilitante por los defectos percibidos en su apariencia, lo que a menudo causa una autoconciencia paralizante y miedo al rechazo social.

Wallace es ahora una de las principales activistas del Reino Unido a favor del TDC, utilizando su propia batalla para crear conciencia sobre esta enfermedad, a menudo incomprendida y aún en gran medida oculta. La Body Dysmorphic Disorder Foundation (BDDF), para la que ahora trabaja Wallace, dice que podría haber cientos de miles de casos sin diagnosticar en todo el Reino Unido. “Un estudio estima que el TDC afecta a alrededor del 2,2 % de la población, que es aproximadamente 1 de cada 50 personas”, dice Wallace.

Kitty Wallace, de seis años, de vacaciones en familia. Fotografía: Cortesía de Kitty Wallace

Ella dice que, a pesar de que celebridades como Billie Eilish, Robert Pattinson y Shirley Manson hablan abiertamente sobre sus luchas con BDD, “todavía apenas hay reconocimiento o comprensión real de lo que es esta condición entre los profesionales de la salud. Las personas simplemente no reciben la ayuda o el tratamiento que necesitan. La mayoría de las personas sufren durante 10 a 15 años antes de recibir un diagnóstico”.

En su trabajo ahora, como jefa de operaciones de BDDF, Wallace está constantemente en contacto con personas que tienen BDD y ve su historia reflejada en sus luchas.

“Para mí, era una creencia abrumadora de que había algo mal en el núcleo mismo de lo que yo era, por dentro y por fuera, y eso realmente me aísla”, dice. “En el BDDF, gran parte de nuestro trabajo trata de mostrarle a la gente que no están solos y que no es su culpa”.

Como miembro principal del personal de la organización benéfica, Wallace no solo recauda fondos, organiza eventos y administra el sitio web, sino que también facilita grupos de apoyo y organiza una conferencia nacional bianual de BDD.

“Todavía tenía muchas dificultades en 2016, que fue cuando asistí a la primera conferencia de BDD como asistente”, dice. “Y luego, la próxima vez que organizaron la conferencia en 2019, ¡yo la estaba organizando!”

Wallace recuerda haber sentido una gran compasión y empatía por todos los que fueron lo suficientemente valientes como para asistir. Tenía 19 años cuando fue diagnosticada. “Solo pienso en lo diferente que podría haber sido mi vida si lo hubiera sabido antes. Todos esos años que perdí por BDD y cómo todavía está afectando mi vida ahora. Nadie debería tener que pasar por eso”.

Uno de los mayores problemas, dice, es que el TDC generalmente se manifiesta al final de la infancia o en la adolescencia temprana, alrededor de la pubertad, cuando muchas personas atraviesan trastornos emocionales y físicos. “Por lo tanto, a menudo se descarta como una fase o se diagnostica erróneamente como ansiedad o depresión”, dice ella. “Aunque tengo familiares y amigos que me apoyan mucho, la gente esperaba que lo superara con el tiempo, lo que hizo que mi TDC se volviera salvaje y controlara por completo mi vida”.

Mirando hacia atrás, ahora ve que las señales siempre estuvieron ahí. Incluso cuando era una niña muy pequeña, siempre luchó con una ansiedad aguda. “Nunca recuerdo haberme sentido naturalmente cómodo o seguro en mí mismo, o seguro en el mundo”, dice ella. También exhibió muchas tendencias asociadas con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) que ahora reconoce como indicadores de su TDC.

“Recuerdo que era muy joven y estaba obsesionado con que mi ropa estuviera limpia; incluso la más mínima marca significaba que tendría que cambiarme. Tenía la sensación muy fuerte de que si derramaba algo sobre mí mismo, la gente pensaría que estaba sucia y asquerosa”.

Cuando la enviaron a un internado para niñas a la edad de 12 años, su BDD ya había tomado el control. “Yo ya estaba obsesionada con mi rostro, y tenía acné, cabello corto y anteojos. En lo que era un entorno realmente obsesionado con la imagen, me convirtió en el centro de mucha atención”, dice. “Había comentarios constantes sobre mi apariencia y cómo necesitaba cambiar o mejorar. Fue la confirmación de que tenía que encontrar maneras de hacerme, y específicamente mi cara, aceptable”.

Pronto, Wallace se involucró en múltiples y largas sesiones de maquillaje todos los días. Se levantaba a las 5 am todas las mañanas y pasaba dos horas maquillándose antes de poder salir de su habitación y bajar a desayunar.

Wallace en 1994, 7 años.
Wallace en 1994, 7 años. Fotografía: Cortesía de Kitty Wallace

“Desayunaba muy rápido, volvía corriendo a mi habitación para revisar mi maquillaje, iba a clase, volvía a mi habitación para revisar mi maquillaje, siempre revisando, revisando, revisando que había logrado ocultar lo repugnante que era mi la cara era. No podía dejarlo escapar por un minuto. Fue agotador y me sentí desesperadamente solo”.

A lo largo de los años, su BDD cambió el enfoque de su cabello a su piel, a las características individuales de su rostro. “Además de pasar horas en las rutinas de maquillaje, me obsesioné con lavarme el cabello y luego revisarme la piel para asegurarme de que no tuviera imperfecciones”, dice. “Constantemente me pellizcaba la piel, lo que hacen muchas personas con TDC; todo tenía que ser suave y perfecto. La idea de un punto blanco en mi cara era una tortura”.

La nariz de Wallace se convirtió en una fuente aguda de miedo y vergüenza. “Pensaba todo el día en cuándo podría operarme la nariz, cómo eso era lo único que me haría normal. Me dejé un flequillo largo que era mi manta de seguridad y me escondí detrás de él durante años, tratando de cubrir la mayor parte posible de mi cara de la vista del público”.

Wallace terminó la escuela, pero dice que muchos estudiantes con BDD abandonan la educación por completo. Un estudio encontró que casi el 60% de los jóvenes entre 12 y 18 años con un diagnóstico de TDC no asistían a la escuela en absoluto o asistían solo esporádicamente.

Wallace también señala un estudio que estima que el riesgo de suicidio entre las personas con la afección es 45 veces mayor que el promedio nacional. Ella dice que se ha sentido suicida en algunos momentos y que si no hubiera sido por el apoyo de su familia, duda que hubiera sobrevivido.

“Hemos perdido a tanta gente porque los médicos de cabecera, los profesionales de la salud y los maestros simplemente no saben qué es el TDC”, dice. “Prácticamente no hay programas de tratamiento disponibles, pero el TDC conduce al suicidio, la depresión y las autolesiones. Muchas personas alteran sus rostros a través de múltiples cirugías estéticas y sufren de ansiedad aguda, lo que significa que llevan vidas muy limitadas y dolorosas”.

Cuando Wallace escuchó por primera vez sobre BDD, había terminado la escuela y vivía “en reclusión autoimpuesta” en la casa de su familia mientras sus amigos se tomaban años sabáticos y asistían a universidades de todo el país. Entonces, su hermano gemelo recibió una llamada. Un amigo había visto un documental sobre BDD. “Él dijo: ‘Creo que esto es lo que le pasa a tu hermana’, así que toda mi familia lo vio y hubo un momento colectivo de ‘Oh, Dios mío, esta es Kitty’”, dice ella.

Su madre encontró el BDDF en línea. Cuando Wallace visitó el sitio web, dijo que no era mucho más que una página de destino, pero que tenía una lista de verificación de síntomas de TDC y cuando la leyó, sintió “como si alguien hubiera entrado en mi cerebro y hubiera escrito todo lo que pudo encontrar. La idea de que lo que tenía era una condición, que no era mi culpa, fue como un gran peso desapareciendo de mis hombros. Durante años, me culpé a mí mismo por todo”.

Wallace se registró en Priory que, en ese momento, dirigía una de las únicas clínicas especializadas en BDD en el país. Posteriormente, la remitieron al Dr. Rob Wilson, un terapeuta cognitivo conductual especializado que trabaja en BDD y cofundador de BDDF, para recibir asesoramiento.

“Al principio, entrar en tratamiento fue realmente difícil, pero pronto estaba pasando por estos grandes momentos. Me quité el flequillo de la cara por primera vez y pude caminar por la calle sin creer que todos me miraban”, dice. “Fue una liberación lenta del control que BDD había tenido sobre mí desde la infancia”.

No ha sido una línea recta hacia la recuperación. A los 28, Wallace recayó después de que desarrolló dermatitis, lo que provocó que en su rostro se formara un sarpullido rojo enojado. “No salí de casa durante seis meses”, dice. “Me rendí totalmente. Ni siquiera me sentaría en el jardín trasero en caso de que los vecinos me vieran”.

Regresó a la consejería y, durante una de sus sesiones, Wilson le dijo que la mayor parte de los fondos del BDDF procedían de donaciones In Memoriam de familias que habían perdido hijos a causa de esta afección. “Me enojó mucho darme cuenta de que mi vida podría valer más cuando estaba muerta que cuando estaba viva”, dice ella. “De repente sentí que se lo debía a las personas que no habían logrado involucrarme y tratar de cambiar las cosas, para que otros no murieran innecesariamente”.

Wallace comenzó a trabajar como voluntario en el BDDF y, tres años después, se convirtió en el primer miembro del personal remunerado. Desde que comenzó a trabajar en la fundación, ha logrado obtener fondos de la lotería para lanzar una línea de ayuda por correo electrónico dedicada, que ha ayudado a cientos de personas con BDD a obtener ayuda y tratamiento. También renovó el sitio web y vio que la cantidad de visitantes anuales se duplicó con creces, con 500,000 solo este año. “Ver cómo suben los números es muy gratificante porque sabes que la gente ahora podrá entender lo que les está pasando. Pero también es frustrante porque somos una organización benéfica pequeña y estamos luchando para hacer frente a los números que piden ayuda”, dice ella.

Antes del confinamiento, cofacilitaba sesiones mensuales de apoyo cara a cara, que reunían a personas con TDC para recibir asesoramiento grupal. Cuando llegó la pandemia, dejaron de reunirse en persona, pero rápidamente se dieron cuenta de que su comunidad estaba luchando y lanzaron sesiones semanales en línea. “Cuando nos conectamos en línea, los números aumentaron”, dijo. “Teníamos gente de Noruega, Estados Unidos, India, Italia; personas en su adolescencia hasta los 70 años”.

Ella dice que facilitar estos grupos es una de las partes más gratificantes de su trabajo. “A veces, las personas de nuestros grupos nunca han conocido a nadie más con la misma condición. Puedes ver a esa persona cambiar cuando se da cuenta de que está en un lugar seguro y que no necesita disculparse o explicar su comportamiento, simplemente puede hablar y ser ella misma. No hay juicio”.

'Teníamos gente de Noruega, Estados Unidos, India, Italia...'
‘Teníamos gente de Noruega, Estados Unidos, India, Italia…’ Fotografía: Alicia Canter/The Guardian

Ella dice que las cosas son peores para los jóvenes con TDC ahora, en comparación con cuando ella era niña: “Ahora, hay un aluvión incesante de imágenes de personas que lucen impecables en las redes sociales, sin transparencia sobre cuánto estos [pictures] han sido retocados o filtrados”.

A principios de este año, Wallace ayudó a lanzar una asociación entre el BDDF y la marca de moda Monki, cabildeando por una legislación de la UE que obligaría legalmente a las marcas y a los usuarios de las redes sociales a poner un aviso en la publicidad o en las publicaciones de las redes sociales que hayan sido alteradas o filtradas. Desde que se lanzó hace tres semanas, su petición ha sido firmada por más de 30.000 personas.

“La campaña con Monki es muy importante porque genera conciencia sobre el TDC entre un gran número de personas y esto podría salvar vidas”, dice. “Todavía somos una organización benéfica pequeña y estamos lidiando con un problema tan grande, pero también hay mucha esperanza para las personas con BDD si reciben la ayuda adecuada”.

Es esta esperanza la que mantiene a Wallace luchando. “Aunque mi BDD todavía está conmigo, tengo un gran trabajo y me casaré el próximo año; estas cosas parecían imposibles incluso hace unos años. Solo quiero que las personas con TDC sepan que pueden mejorar y que no están solas”.

El sitio web de BDDF es bddfoundation.org y puede encontrar más información sobre su petición pidiendo transparencia en las imágenes de las redes sociales aquí.

En el Reino Unido e Irlanda, se puede contactar a los samaritanos llamando al 116 123 o enviando un correo electrónico a jo@samaritans.org o jo@samaritans.ie. En los EE. UU., la Línea Nacional de Prevención del Suicidio es el 1-800-273-8255. En Australia, el servicio de apoyo en caso de crisis Lifeline es 13 11 14. Se pueden encontrar otras líneas de ayuda internacionales en befrienders.org.

" ["date_timestamp"]=> int(1643185662) } [6]=> array(11) { ["title"]=> string(110) "cinco grandes lecturas: hedonismo, ‘narcopentecostales’ y la vida como un súper olfateador | Psicología" ["link"]=> string(139) "https://packagingnewsonline.com/sciences/cinco-grandes-lecturas-hedonismo-narcopentecostales-y-la-vida-como-un-super-olfateador-psicologia/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Sun, 23 Jan 2022 23:39:30 +0000" ["category"]=> string(90) "Sciencescincocómograndeshedonismolecturasnarcopentecostalesolfateadorpsicologíasupervida" ["guid"]=> string(139) "https://packagingnewsonline.com/sciences/cinco-grandes-lecturas-hedonismo-narcopentecostales-y-la-vida-como-un-super-olfateador-psicologia/" ["description"]=> string(95) "Feliz té de la mañana. Para aquellos que han regresado al trabajo esta semana, enhorabuena..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(12836) "

Feliz té de la mañana. Para aquellos que han regresado al trabajo esta semana, enhorabuena por haber superado las primeras horas del lunes. Bienvenido a Five Great Reads, su resumen de funciones fantásticas para el verano y los días de semana, seleccionado por mí, la editora de estilo de vida de Guardian Australia, Alyx Gorman.

¿Te apetece recibir Five Great Reads en tu bandeja de entrada? Simplemente ingrese su dirección arriba.

Si buscas noticias de última hora, puedes encontrarlas en nuestro blog en vivo y si temes hacer las compras para el regreso a clases, les hemos pedido a los expertos que nos den consejos al elegir una lonchera (revelación extraña: los niños a menudo tienen dificultades para abrir sus almuerzos para llevar).

Ahora, a las lecturas.

1. El valor de elegir sufrir

El hedonismo no es todo lo bueno que parece, argumenta el profesor de Yale Paul Bloom. Pero perseguir algo más grande que el placer implica ponernos en el camino del dolor, la dificultad y la negación.

Las vidas más satisfactorias involucran desafíos, miedo y lucha, dice Paul Bloom Ilustración: abeja eva/abeja eva

Cita destacada: “¿Cómo pasamos del significado al sufrimiento?” pregunta Bloom. “Hay una gran cantidad de evidencia científica que sugiere una conexión. Las personas que dicen que sus vidas tienen sentido reportan más ansiedad, preocupación y lucha que aquellos que dicen que sus vidas son felices”.

Lectura extra: El valor de tirar un enfermo. El sufrimiento puede traer significado, pero no significa que no necesites descansar. En una entrevista, el Dr. Gavin Francis analiza el poder de prescribir una nota por enfermedad.

2. Patricia Karvelas está aquí para desayunar

Antes de su primer día como anfitriona del programa insignia Breakfast de Radio National, Patricia Karvelas habló con Amanda Meade sobre cómo hacer un programa que se sienta verdaderamente representativo y ponerse en las formidables botas de Fran Kelly.

Patricia Karvelas, quien se hará cargo del programa Desayuno de Radio Nacional de la presentadora Fran Kelly.
‘Lo que quiero demostrarles a nuestros oyentes es que el espíritu del programa continuará’, Patricia Karvelas. Fotografía: Jackson Gallagher/The Guardian

Cita destacada: Cuando se le preguntó sobre el comentario del presentador de Sky After Dark, Chris Kenny, de que ella es “otra activista de izquierda verde”, Karvelas se erizó de irritación. “Durante los años que trabajé con él en el periódico australiano, no recuerdo que me dijera que yo era un activista de la izquierda verde”.

3. La crisis de las drogas más mortífera

El periodista de investigación Sam Quinones ha pasado años escribiendo sobre los opioides en los EE. UU. y México. A medida que aumenta el uso de drogas sintéticas como el fentanilo y la metanfetamina, dice: “La epidemia de opiáceos probablemente sea un nombre inapropiado a estas alturas. En realidad, es una epidemia de adicción”.

Cita destacada: Cuando se le preguntó cómo el fentanilo, que ahora es responsable del 70% de las sobredosis en los EE. UU., se está convirtiendo en otras drogas, Quiñones dice: “Es una herramienta de expansión del mercado. Cuando pones fentanilo en la cocaína, en poco tiempo ese usuario se convertirá en un adicto al fentanilo… Mientras que un usuario de cocaína te compraría cada pocos días o cada fin de semana, este cliente tiene que comprarte todos los días. Pero, por supuesto, corre el riesgo de matar a algunos de sus clientes al hacer eso”.

¿Cuánto tiempo me llevará leer? Unos cuatro minutos.

4. Los narcopentecostales de Río

En las favelas de Río de Janeiro, donde los conflictos por las drogas se han desatado desde la década de 1980, los gánsteres se están volviendo cada vez más evangélicos, escribe Tom Phillips.

Un narcotraficante junto a un mural del Salmo 18: “Jehová es mi roca y mi fortaleza y mi libertador”
He esquivado la muerte tantas veces. Él fue quien me libró del mal.’ Fotografía: Alan Lima/The Guardian

Información de fondo: Phillips habló con Christina Vital, una académica que ha pasado casi 30 años estudiando el avance de la evangelización en la mafia de Río. Ella dijo que era inevitable que los traficantes hubieran abrazado el cristianismo, dado el impresionante tsunami evangélico que ha arrasado con la sociedad brasileña durante ese tiempo. Los evangélicos ahora ocupaban posiciones clave en el mundo del crimen, tal como lo hicieron en los medios, la política, el poder judicial y la cultura.

¿Cuánto tiempo me llevará leer? Un poco más de tres minutos.

5. La vida como un súper olfateador

La Dra. Krati Garg nació con una nariz realmente excepcional, lo que la convierte en parte de una pequeña cohorte de personas que pueden oler cosas que nadie más nota.

¿Cuál es el lado positivo? Garg trabaja como cirujano oral y una vez detectó una fuga de gas anestésico en el quirófano.

¿Cuál es el inconveniente? “Mantenerse alejado de un grupo particular de personas porque alguien está usando un perfume muy fuerte en una fiesta”, le dice a Bronwyn Adcock.

Quiero saber más … Garg no es la única persona que vive con un sentido extraordinario; en nuestra serie Meet the Superhumans, estamos entrevistando a australianos que superan los límites de la capacidad humana.

Cuéntame cómo va esto…

Dado que el período de vacaciones de verano finaliza pronto, me encantaría saber de usted acerca de este boletín. ¿Estarías abierto a recibirlo más allá del verano? Si es así, ¿con qué frecuencia? Envíeme un correo electrónico a australia.lifestyle@theguardian.com o házmelo saber en Twitter.

" } ["summary"]=> string(95) "Feliz té de la mañana. Para aquellos que han regresado al trabajo esta semana, enhorabuena..." ["atom_content"]=> string(12836) "

Feliz té de la mañana. Para aquellos que han regresado al trabajo esta semana, enhorabuena por haber superado las primeras horas del lunes. Bienvenido a Five Great Reads, su resumen de funciones fantásticas para el verano y los días de semana, seleccionado por mí, la editora de estilo de vida de Guardian Australia, Alyx Gorman.

¿Te apetece recibir Five Great Reads en tu bandeja de entrada? Simplemente ingrese su dirección arriba.

Si buscas noticias de última hora, puedes encontrarlas en nuestro blog en vivo y si temes hacer las compras para el regreso a clases, les hemos pedido a los expertos que nos den consejos al elegir una lonchera (revelación extraña: los niños a menudo tienen dificultades para abrir sus almuerzos para llevar).

Ahora, a las lecturas.

1. El valor de elegir sufrir

El hedonismo no es todo lo bueno que parece, argumenta el profesor de Yale Paul Bloom. Pero perseguir algo más grande que el placer implica ponernos en el camino del dolor, la dificultad y la negación.

Las vidas más satisfactorias involucran desafíos, miedo y lucha, dice Paul Bloom Ilustración: abeja eva/abeja eva

Cita destacada: “¿Cómo pasamos del significado al sufrimiento?” pregunta Bloom. “Hay una gran cantidad de evidencia científica que sugiere una conexión. Las personas que dicen que sus vidas tienen sentido reportan más ansiedad, preocupación y lucha que aquellos que dicen que sus vidas son felices”.

Lectura extra: El valor de tirar un enfermo. El sufrimiento puede traer significado, pero no significa que no necesites descansar. En una entrevista, el Dr. Gavin Francis analiza el poder de prescribir una nota por enfermedad.

2. Patricia Karvelas está aquí para desayunar

Antes de su primer día como anfitriona del programa insignia Breakfast de Radio National, Patricia Karvelas habló con Amanda Meade sobre cómo hacer un programa que se sienta verdaderamente representativo y ponerse en las formidables botas de Fran Kelly.

Patricia Karvelas, quien se hará cargo del programa Desayuno de Radio Nacional de la presentadora Fran Kelly.
‘Lo que quiero demostrarles a nuestros oyentes es que el espíritu del programa continuará’, Patricia Karvelas. Fotografía: Jackson Gallagher/The Guardian

Cita destacada: Cuando se le preguntó sobre el comentario del presentador de Sky After Dark, Chris Kenny, de que ella es “otra activista de izquierda verde”, Karvelas se erizó de irritación. “Durante los años que trabajé con él en el periódico australiano, no recuerdo que me dijera que yo era un activista de la izquierda verde”.

3. La crisis de las drogas más mortífera

El periodista de investigación Sam Quinones ha pasado años escribiendo sobre los opioides en los EE. UU. y México. A medida que aumenta el uso de drogas sintéticas como el fentanilo y la metanfetamina, dice: “La epidemia de opiáceos probablemente sea un nombre inapropiado a estas alturas. En realidad, es una epidemia de adicción”.

Cita destacada: Cuando se le preguntó cómo el fentanilo, que ahora es responsable del 70% de las sobredosis en los EE. UU., se está convirtiendo en otras drogas, Quiñones dice: “Es una herramienta de expansión del mercado. Cuando pones fentanilo en la cocaína, en poco tiempo ese usuario se convertirá en un adicto al fentanilo… Mientras que un usuario de cocaína te compraría cada pocos días o cada fin de semana, este cliente tiene que comprarte todos los días. Pero, por supuesto, corre el riesgo de matar a algunos de sus clientes al hacer eso”.

¿Cuánto tiempo me llevará leer? Unos cuatro minutos.

4. Los narcopentecostales de Río

En las favelas de Río de Janeiro, donde los conflictos por las drogas se han desatado desde la década de 1980, los gánsteres se están volviendo cada vez más evangélicos, escribe Tom Phillips.

Un narcotraficante junto a un mural del Salmo 18: “Jehová es mi roca y mi fortaleza y mi libertador”
He esquivado la muerte tantas veces. Él fue quien me libró del mal.’ Fotografía: Alan Lima/The Guardian

Información de fondo: Phillips habló con Christina Vital, una académica que ha pasado casi 30 años estudiando el avance de la evangelización en la mafia de Río. Ella dijo que era inevitable que los traficantes hubieran abrazado el cristianismo, dado el impresionante tsunami evangélico que ha arrasado con la sociedad brasileña durante ese tiempo. Los evangélicos ahora ocupaban posiciones clave en el mundo del crimen, tal como lo hicieron en los medios, la política, el poder judicial y la cultura.

¿Cuánto tiempo me llevará leer? Un poco más de tres minutos.

5. La vida como un súper olfateador

La Dra. Krati Garg nació con una nariz realmente excepcional, lo que la convierte en parte de una pequeña cohorte de personas que pueden oler cosas que nadie más nota.

¿Cuál es el lado positivo? Garg trabaja como cirujano oral y una vez detectó una fuga de gas anestésico en el quirófano.

¿Cuál es el inconveniente? “Mantenerse alejado de un grupo particular de personas porque alguien está usando un perfume muy fuerte en una fiesta”, le dice a Bronwyn Adcock.

Quiero saber más … Garg no es la única persona que vive con un sentido extraordinario; en nuestra serie Meet the Superhumans, estamos entrevistando a australianos que superan los límites de la capacidad humana.

Cuéntame cómo va esto…

Dado que el período de vacaciones de verano finaliza pronto, me encantaría saber de usted acerca de este boletín. ¿Estarías abierto a recibirlo más allá del verano? Si es así, ¿con qué frecuencia? Envíeme un correo electrónico a australia.lifestyle@theguardian.com o házmelo saber en Twitter.

" ["date_timestamp"]=> int(1642981170) } [7]=> array(11) { ["title"]=> string(95) "‘Tengo esta pequeña fuerza extra’: el raro e intenso mundo de un súper olfato | Sociedad" ["link"]=> string(125) "https://packagingnewsonline.com/sciences/tengo-esta-pequena-fuerza-extra-el-raro-e-intenso-mundo-de-un-super-olfato-sociedad/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Sat, 22 Jan 2022 19:22:31 +0000" ["category"]=> string(72) "SciencesestáextrafuerzaintensomundoolfatopequeñararosociedadsuperTengo" ["guid"]=> string(125) "https://packagingnewsonline.com/sciences/tengo-esta-pequena-fuerza-extra-el-raro-e-intenso-mundo-de-un-super-olfato-sociedad/" ["description"]=> string(95) "Hace algunos años, la Dra. Krati Garg, cirujana oral y maxilofacial de Melbourne, estaba en..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(12894) "

Hace algunos años, la Dra. Krati Garg, cirujana oral y maxilofacial de Melbourne, estaba en el quirófano a punto de comenzar a trabajar con un paciente cuando le dijo al anestesista que podía oler el sevoflurano.

El sevoflurano es el gas anestésico que se utiliza para dormir y mantener a los pacientes dormidos durante la cirugía. Ingerido a través de un tubo que se coloca en la garganta, en grandes cantidades su olor amargo puede ser perceptible, pero las cantidades mínimas son en gran medida imperceptibles.

Nadie más en la habitación podía olerlo a través de sus máscaras, pero el anestesista, que había trabajado con Garg antes y conocía su nariz sensible, revisó el ajuste del tubo y descubrió una pequeña fuga y la necesidad de ajustar el sello.

No es raro que Garg huela cosas que otros no pueden. Ella nota el olor a tierra antes de que esté a punto de llover y en casa con su esposo, es demasiado propensa a desechar la comida que cree que huele mal, a menudo diciéndole: “Probablemente sea mejor que pruebes y me digas si está mal o no, porque podría tirarlo incluso sin que se apague”.

Al crecer en India, su familia la conocía por tener una nariz súper sensible, al igual que su abuela. Asombraría a su madre al volver a casa de la escuela y ser capaz de describir los alimentos y las especias precisos que se usaban en el curry cocinado en su ausencia.

Garg se describe a sí misma como alguien que tiene una nariz muy sensible. Fotografía: Alana Holmberg/The Guardian

Ciertos olores le producían una fuerte aversión; incluso pequeñas cantidades de un jarabe con fragancia de rosas en particular, comúnmente utilizado en batidos en la India, la hacían retroceder. El olor corporal de un tutor privado que su familia había contratado para ayudarla con la física era tan desconcertante: “No podía concentrarme en absoluto… solo trataba de parar, empezar a respirar. Y luego miraba el reloj. Después de unos meses, le dije a mi mamá: ‘Mira, no puedo sentarme’. Y tuvimos que dejarlo ir”.

Si bien comprender que tiene un sentido del olfato agudizado ha sido un “proceso continuo” a lo largo de la vida de Garg, este año comenzó a sentir más curiosidad por esta habilidad. Trabajando en el cuidado de la salud en Melbourne, se le hacían pruebas de detección de covid-19 con regularidad, pero notó que también estaba “subconscientemente” ejecutando su propio sistema de pruebas de alerta temprana, al controlar constantemente su sentido del olfato. (La pérdida del olfato es un síntoma de la infección por covid). Después de leer sobre el tema, Garg llegó a la conclusión de que posiblemente era una “súper olfateadora”, una condición rara, médicamente conocida como hiperosmia.

La Dra. Leah Beauchamp, neurocientífica del Instituto Florey de Neurociencia y Salud Mental en Melbourne, dice que la “agudeza olfativa” individual, nuestra capacidad para oler, es muy variable y está alterada por la genética, la edad y el sexo (las mujeres tienen un sentido del olfato más fuerte). e incluso el estado de ánimo. Nuestro sentido del olfato ocurre a través de un proceso complejo, donde una molécula de olor ingresa a la nariz y golpea un parche de tejido, “básicamente en el lugar donde se hace la prueba de Covid”, desde donde los impulsos eléctricos viajan a varias regiones del cerebro para su interpretación. .

hacer gargarismos en casa
Garganta en casa. El sentido del olfato de las personas “realmente nos da una indicación de la salud del cerebro”, dice un neurocientífico. Fotografía: Alana Holmberg/The Guardian

No se sabe mucho acerca de los que están en los límites externos de la capacidad de oler: es raro y subjetivo, lo que hace que sea difícil de medir. Según Beauchamp, se teoriza que la hiperosmia podría ser biológica (se sabe que los cambios en las hormonas y los electrolitos asociados con las diferencias médicas, como el embarazo o las enfermedades de Lyme, aumentan la sensibilidad al olfato) y también se puede aprender; un sumiller, por ejemplo.

Uno de los casos más extremos de un súper olfato que ha surgido en los últimos años, que ahora se está estudiando en el Reino Unido, es una mujer escocesa que notó cierto “olor a humedad” en su esposo en los años anteriores a su diagnóstico de la enfermedad de Parkinson. Fue solo una vez que entró en un grupo de apoyo para personas que viven con Parkinson que se dio cuenta de que el olor era común entre ellos. “Alguien con ese tipo de agudeza es básicamente fuera de serie”, dice Beauchamp. “Pero obtienes variabilidad en humanos. Así es como funciona la biología”.

Para Beauchamp, es la ausencia del sentido del olfato lo que ofrece las bases más intrigantes para la investigación. “El olfato es una gran oportunidad para acceder al cerebro… La gente piensa que el sentido del olfato tiene que ver con la nariz, y la nariz es importante obviamente, pero realmente nos da una indicación de la salud del cerebro”.

Garg en su jardín
Garg dice que ‘ama’ el olor a gasolina, ya que la abruma con la nostalgia de su infancia en la India. Fotografía: Alana Holmberg/The Guardian

El instituto Florey tiene una serie de proyectos que investigan los déficits de olfato, incluido uno que examina por qué una cohorte de personas en Melbourne aún no tiene sentido del olfato hasta 12 meses después de recuperarse de Covid.

Es poco probable que alguien como Garg obtenga, o necesite, un diagnóstico oficial de hiperosmia. Beauchamp dice que, a menos que sea “una función perturbadora del día a día… no necesitarían recibir tratamiento”. Garg dice que simplemente ser consciente de su habilidad es suficiente para ella. “Casi me siento empoderado de alguna manera porque tengo esta pequeña fuerza o herramienta adicional”.

Ser una súper olfativa significa que de vez en cuando tiene que tomar medidas evasivas, como “mantenerse alejada de un grupo particular de personas porque alguien está usando un perfume muy fuerte en una fiesta”.

También significa navegar por recuerdos intensos. A diferencia de otros sentidos, el área del cerebro que procesa el olfato recibe información directamente de la parte del cerebro asociada con la memoria, el hipocampo. Para Garg, cierto olor a “húmedo” la retrotrae a la estresante experiencia de tener su casa inundada cuando era niña; por el contrario, el olor a gasolina, que le “gusta bastante”, la invade con la nostalgia de su infancia en la India.

“Hay personas que realmente vienen y lo llenan por ti y simplemente te sientas en el auto con las ventanas bajadas, o estás en tu vehículo de dos ruedas y puedes olerlo con el polvo y todo”.

" } ["summary"]=> string(95) "Hace algunos años, la Dra. Krati Garg, cirujana oral y maxilofacial de Melbourne, estaba en..." ["atom_content"]=> string(12894) "

Hace algunos años, la Dra. Krati Garg, cirujana oral y maxilofacial de Melbourne, estaba en el quirófano a punto de comenzar a trabajar con un paciente cuando le dijo al anestesista que podía oler el sevoflurano.

El sevoflurano es el gas anestésico que se utiliza para dormir y mantener a los pacientes dormidos durante la cirugía. Ingerido a través de un tubo que se coloca en la garganta, en grandes cantidades su olor amargo puede ser perceptible, pero las cantidades mínimas son en gran medida imperceptibles.

Nadie más en la habitación podía olerlo a través de sus máscaras, pero el anestesista, que había trabajado con Garg antes y conocía su nariz sensible, revisó el ajuste del tubo y descubrió una pequeña fuga y la necesidad de ajustar el sello.

No es raro que Garg huela cosas que otros no pueden. Ella nota el olor a tierra antes de que esté a punto de llover y en casa con su esposo, es demasiado propensa a desechar la comida que cree que huele mal, a menudo diciéndole: “Probablemente sea mejor que pruebes y me digas si está mal o no, porque podría tirarlo incluso sin que se apague”.

Al crecer en India, su familia la conocía por tener una nariz súper sensible, al igual que su abuela. Asombraría a su madre al volver a casa de la escuela y ser capaz de describir los alimentos y las especias precisos que se usaban en el curry cocinado en su ausencia.

Garg se describe a sí misma como alguien que tiene una nariz muy sensible. Fotografía: Alana Holmberg/The Guardian

Ciertos olores le producían una fuerte aversión; incluso pequeñas cantidades de un jarabe con fragancia de rosas en particular, comúnmente utilizado en batidos en la India, la hacían retroceder. El olor corporal de un tutor privado que su familia había contratado para ayudarla con la física era tan desconcertante: “No podía concentrarme en absoluto… solo trataba de parar, empezar a respirar. Y luego miraba el reloj. Después de unos meses, le dije a mi mamá: ‘Mira, no puedo sentarme’. Y tuvimos que dejarlo ir”.

Si bien comprender que tiene un sentido del olfato agudizado ha sido un “proceso continuo” a lo largo de la vida de Garg, este año comenzó a sentir más curiosidad por esta habilidad. Trabajando en el cuidado de la salud en Melbourne, se le hacían pruebas de detección de covid-19 con regularidad, pero notó que también estaba “subconscientemente” ejecutando su propio sistema de pruebas de alerta temprana, al controlar constantemente su sentido del olfato. (La pérdida del olfato es un síntoma de la infección por covid). Después de leer sobre el tema, Garg llegó a la conclusión de que posiblemente era una “súper olfateadora”, una condición rara, médicamente conocida como hiperosmia.

La Dra. Leah Beauchamp, neurocientífica del Instituto Florey de Neurociencia y Salud Mental en Melbourne, dice que la “agudeza olfativa” individual, nuestra capacidad para oler, es muy variable y está alterada por la genética, la edad y el sexo (las mujeres tienen un sentido del olfato más fuerte). e incluso el estado de ánimo. Nuestro sentido del olfato ocurre a través de un proceso complejo, donde una molécula de olor ingresa a la nariz y golpea un parche de tejido, “básicamente en el lugar donde se hace la prueba de Covid”, desde donde los impulsos eléctricos viajan a varias regiones del cerebro para su interpretación. .

hacer gargarismos en casa
Garganta en casa. El sentido del olfato de las personas “realmente nos da una indicación de la salud del cerebro”, dice un neurocientífico. Fotografía: Alana Holmberg/The Guardian

No se sabe mucho acerca de los que están en los límites externos de la capacidad de oler: es raro y subjetivo, lo que hace que sea difícil de medir. Según Beauchamp, se teoriza que la hiperosmia podría ser biológica (se sabe que los cambios en las hormonas y los electrolitos asociados con las diferencias médicas, como el embarazo o las enfermedades de Lyme, aumentan la sensibilidad al olfato) y también se puede aprender; un sumiller, por ejemplo.

Uno de los casos más extremos de un súper olfato que ha surgido en los últimos años, que ahora se está estudiando en el Reino Unido, es una mujer escocesa que notó cierto “olor a humedad” en su esposo en los años anteriores a su diagnóstico de la enfermedad de Parkinson. Fue solo una vez que entró en un grupo de apoyo para personas que viven con Parkinson que se dio cuenta de que el olor era común entre ellos. “Alguien con ese tipo de agudeza es básicamente fuera de serie”, dice Beauchamp. “Pero obtienes variabilidad en humanos. Así es como funciona la biología”.

Para Beauchamp, es la ausencia del sentido del olfato lo que ofrece las bases más intrigantes para la investigación. “El olfato es una gran oportunidad para acceder al cerebro… La gente piensa que el sentido del olfato tiene que ver con la nariz, y la nariz es importante obviamente, pero realmente nos da una indicación de la salud del cerebro”.

Garg en su jardín
Garg dice que ‘ama’ el olor a gasolina, ya que la abruma con la nostalgia de su infancia en la India. Fotografía: Alana Holmberg/The Guardian

El instituto Florey tiene una serie de proyectos que investigan los déficits de olfato, incluido uno que examina por qué una cohorte de personas en Melbourne aún no tiene sentido del olfato hasta 12 meses después de recuperarse de Covid.

Es poco probable que alguien como Garg obtenga, o necesite, un diagnóstico oficial de hiperosmia. Beauchamp dice que, a menos que sea “una función perturbadora del día a día… no necesitarían recibir tratamiento”. Garg dice que simplemente ser consciente de su habilidad es suficiente para ella. “Casi me siento empoderado de alguna manera porque tengo esta pequeña fuerza o herramienta adicional”.

Ser una súper olfativa significa que de vez en cuando tiene que tomar medidas evasivas, como “mantenerse alejada de un grupo particular de personas porque alguien está usando un perfume muy fuerte en una fiesta”.

También significa navegar por recuerdos intensos. A diferencia de otros sentidos, el área del cerebro que procesa el olfato recibe información directamente de la parte del cerebro asociada con la memoria, el hipocampo. Para Garg, cierto olor a “húmedo” la retrotrae a la estresante experiencia de tener su casa inundada cuando era niña; por el contrario, el olor a gasolina, que le “gusta bastante”, la invade con la nostalgia de su infancia en la India.

“Hay personas que realmente vienen y lo llenan por ti y simplemente te sientas en el auto con las ventanas bajadas, o estás en tu vehículo de dos ruedas y puedes olerlo con el polvo y todo”.

" ["date_timestamp"]=> int(1642879351) } [8]=> array(11) { ["title"]=> string(138) "La resistencia a los antimicrobianos es ahora una de las principales causas de muerte en todo el mundo, según un estudio | antibióticos" ["link"]=> string(174) "https://packagingnewsonline.com/sciences/la-resistencia-a-los-antimicrobianos-es-ahora-una-de-las-principales-causas-de-muerte-en-todo-el-mundo-segun-un-estudio-antibioticos/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Thu, 20 Jan 2022 03:22:38 +0000" ["category"]=> string(106) "SciencesahoraantibióticosantimicrobianoscausasestudioLasLosmuertemundoprincipalesresistenciasegúnTodouna" ["guid"]=> string(174) "https://packagingnewsonline.com/sciences/la-resistencia-a-los-antimicrobianos-es-ahora-una-de-las-principales-causas-de-muerte-en-todo-el-mundo-segun-un-estudio-antibioticos/" ["description"]=> string(120) "La resistencia a los antimicrobianos representa una amenaza significativa para la humanidad, advirtieron los líderes..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(7512) "

La resistencia a los antimicrobianos representa una amenaza significativa para la humanidad, advirtieron los líderes de la salud, ya que un estudio revela que se ha convertido en una de las principales causas de muerte en todo el mundo y está matando a unas 3500 personas todos los días.

Más de 1,2 millones, y potencialmente millones más, murieron en 2019 como resultado directo de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos, según la estimación más completa hasta la fecha del impacto global de la resistencia a los antimicrobianos (RAM).

El riguroso análisis que cubre más de 200 países y territorios fue publicado en The Lancet. Dice que la AMR está matando a más personas que el VIH/SIDA o la malaria. Muchos cientos de miles de muertes están ocurriendo debido a infecciones comunes previamente tratables, dice el estudio, porque las bacterias que las causan se han vuelto resistentes al tratamiento.

“Estos nuevos datos revelan la verdadera escala de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo y son una señal clara de que debemos actuar ahora para combatir la amenaza”, dijo el coautor del informe, el profesor Chris Murray, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad. de Washington

“Necesitamos aprovechar estos datos para corregir el rumbo de la acción e impulsar la innovación si queremos mantenernos a la vanguardia en la carrera contra la resistencia a los antimicrobianos”.

Se han publicado estimaciones anteriores del impacto de la RAM en la salud para varios países y regiones, y para un pequeño número de combinaciones de patógenos y fármacos en una gama más amplia de lugares. Sin embargo, hasta ahora ninguna estimación ha cubierto todos los lugares o una amplia gama de patógenos y combinaciones de medicamentos.

El nuevo informe de Investigación global sobre la resistencia a los antimicrobianos (Gram) estima las muertes relacionadas con 23 patógenos y 88 combinaciones de patógenos y fármacos en 204 países y territorios en 2019. Se utilizaron modelos estadísticos para producir estimaciones del impacto de la RAM en todos los lugares, incluidos aquellos con sin datos: utilizando más de 470 millones de registros individuales obtenidos de revisiones sistemáticas de literatura, sistemas hospitalarios, sistemas de vigilancia y otras fuentes de datos.

El análisis muestra que la AMR fue directamente responsable de aproximadamente 1,27 millones de muertes en todo el mundo y se asoció con aproximadamente 4,95 millones de muertes en 2019. Se estima que el VIH/sida y la malaria causaron 860 000 y 640 000 muertes, respectivamente, en 2019.

Si bien la RAM representa una amenaza para las personas de todas las edades, se descubrió que los niños pequeños corren un riesgo particularmente alto, con una de cada cinco muertes atribuibles a la RAM en niños menores de cinco años.

El informe destaca la necesidad urgente de aumentar la acción para combatir la RAM y describe acciones inmediatas para los formuladores de políticas que ayudarían a salvar vidas y proteger los sistemas de salud. Estos incluyen optimizar el uso de los antibióticos existentes, tomar más medidas para monitorear y controlar las infecciones y proporcionar más fondos para desarrollar nuevos antibióticos y tratamientos.

La enviada especial del Reino Unido sobre la resistencia a los antimicrobianos, Dame Sally Davies, dijo que la AMR era “uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad”. Agregó: “Detrás de estos nuevos números hay familias y comunidades que trágicamente están soportando la peor parte de la silenciosa pandemia de AMR. Debemos usar estos datos como una señal de advertencia para estimular la acción en todos los niveles”.

Dame Sally Davies llama a la resistencia a los antimicrobianos “uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad”. Fotografía: Cheese Scientist/Alamy

A nivel regional, se estimó que las muertes causadas directamente por la RAM eran más altas en el África subsahariana y el sur de Asia, con 24 muertes por 100 000 habitantes y 22 muertes por 100 000 habitantes, respectivamente.

En los países de ingresos altos, la RAM condujo directamente a 13 muertes por 100 000 y se asoció con 56 muertes por 100 000. En la región de Europa occidental, que incluye al Reino Unido, más de 51 000 personas murieron como resultado directo de la RAM.

Otros expertos dijeron que Covid-19 había demostrado la importancia de los compromisos globales con las medidas de control e infección, como el lavado de manos y la vigilancia, y las inversiones rápidas en tratamientos.

Tim Jinks, jefe del programa de infecciones resistentes a los medicamentos en Wellcome Trust, dijo: “La pandemia de Covid-19 ha resaltado la importancia de la colaboración global: los líderes políticos, la comunidad de atención médica, el sector privado y el público trabajando juntos para abordar un amenaza para la salud mundial.

“Al igual que el Covid-19, sabemos lo que se debe hacer para abordar la AMR, pero ahora debemos unirnos con un sentido de urgencia y solidaridad mundial si queremos tener éxito”.

" } ["summary"]=> string(120) "La resistencia a los antimicrobianos representa una amenaza significativa para la humanidad, advirtieron los líderes..." ["atom_content"]=> string(7512) "

La resistencia a los antimicrobianos representa una amenaza significativa para la humanidad, advirtieron los líderes de la salud, ya que un estudio revela que se ha convertido en una de las principales causas de muerte en todo el mundo y está matando a unas 3500 personas todos los días.

Más de 1,2 millones, y potencialmente millones más, murieron en 2019 como resultado directo de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos, según la estimación más completa hasta la fecha del impacto global de la resistencia a los antimicrobianos (RAM).

El riguroso análisis que cubre más de 200 países y territorios fue publicado en The Lancet. Dice que la AMR está matando a más personas que el VIH/SIDA o la malaria. Muchos cientos de miles de muertes están ocurriendo debido a infecciones comunes previamente tratables, dice el estudio, porque las bacterias que las causan se han vuelto resistentes al tratamiento.

“Estos nuevos datos revelan la verdadera escala de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo y son una señal clara de que debemos actuar ahora para combatir la amenaza”, dijo el coautor del informe, el profesor Chris Murray, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad. de Washington

“Necesitamos aprovechar estos datos para corregir el rumbo de la acción e impulsar la innovación si queremos mantenernos a la vanguardia en la carrera contra la resistencia a los antimicrobianos”.

Se han publicado estimaciones anteriores del impacto de la RAM en la salud para varios países y regiones, y para un pequeño número de combinaciones de patógenos y fármacos en una gama más amplia de lugares. Sin embargo, hasta ahora ninguna estimación ha cubierto todos los lugares o una amplia gama de patógenos y combinaciones de medicamentos.

El nuevo informe de Investigación global sobre la resistencia a los antimicrobianos (Gram) estima las muertes relacionadas con 23 patógenos y 88 combinaciones de patógenos y fármacos en 204 países y territorios en 2019. Se utilizaron modelos estadísticos para producir estimaciones del impacto de la RAM en todos los lugares, incluidos aquellos con sin datos: utilizando más de 470 millones de registros individuales obtenidos de revisiones sistemáticas de literatura, sistemas hospitalarios, sistemas de vigilancia y otras fuentes de datos.

El análisis muestra que la AMR fue directamente responsable de aproximadamente 1,27 millones de muertes en todo el mundo y se asoció con aproximadamente 4,95 millones de muertes en 2019. Se estima que el VIH/sida y la malaria causaron 860 000 y 640 000 muertes, respectivamente, en 2019.

Si bien la RAM representa una amenaza para las personas de todas las edades, se descubrió que los niños pequeños corren un riesgo particularmente alto, con una de cada cinco muertes atribuibles a la RAM en niños menores de cinco años.

El informe destaca la necesidad urgente de aumentar la acción para combatir la RAM y describe acciones inmediatas para los formuladores de políticas que ayudarían a salvar vidas y proteger los sistemas de salud. Estos incluyen optimizar el uso de los antibióticos existentes, tomar más medidas para monitorear y controlar las infecciones y proporcionar más fondos para desarrollar nuevos antibióticos y tratamientos.

La enviada especial del Reino Unido sobre la resistencia a los antimicrobianos, Dame Sally Davies, dijo que la AMR era “uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad”. Agregó: “Detrás de estos nuevos números hay familias y comunidades que trágicamente están soportando la peor parte de la silenciosa pandemia de AMR. Debemos usar estos datos como una señal de advertencia para estimular la acción en todos los niveles”.

Dame Sally Davies llama a la resistencia a los antimicrobianos “uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad”. Fotografía: Cheese Scientist/Alamy

A nivel regional, se estimó que las muertes causadas directamente por la RAM eran más altas en el África subsahariana y el sur de Asia, con 24 muertes por 100 000 habitantes y 22 muertes por 100 000 habitantes, respectivamente.

En los países de ingresos altos, la RAM condujo directamente a 13 muertes por 100 000 y se asoció con 56 muertes por 100 000. En la región de Europa occidental, que incluye al Reino Unido, más de 51 000 personas murieron como resultado directo de la RAM.

Otros expertos dijeron que Covid-19 había demostrado la importancia de los compromisos globales con las medidas de control e infección, como el lavado de manos y la vigilancia, y las inversiones rápidas en tratamientos.

Tim Jinks, jefe del programa de infecciones resistentes a los medicamentos en Wellcome Trust, dijo: “La pandemia de Covid-19 ha resaltado la importancia de la colaboración global: los líderes políticos, la comunidad de atención médica, el sector privado y el público trabajando juntos para abordar un amenaza para la salud mundial.

“Al igual que el Covid-19, sabemos lo que se debe hacer para abordar la AMR, pero ahora debemos unirnos con un sentido de urgencia y solidaridad mundial si queremos tener éxito”.

" ["date_timestamp"]=> int(1642648958) } [9]=> array(11) { ["title"]=> string(129) "Australia ha aprobado tratamientos orales para Covid: ¿cómo funcionan las pastillas y quiénes se beneficiarán más? | Salud" ["link"]=> string(159) "https://packagingnewsonline.com/sciences/australia-ha-aprobado-tratamientos-orales-para-covid-como-funcionan-las-pastillas-y-quienes-se-beneficiaran-mas-salud/" ["dc"]=> array(1) { ["creator"]=> string(12) "Harry Rivers" } ["pubdate"]=> string(31) "Thu, 20 Jan 2022 03:04:37 +0000" ["category"]=> string(108) "SciencesaprobadoAustraliabeneficiaráncómoCovidFuncionanLasmásOralesParápastillasquienesSaludtratamientos" ["guid"]=> string(159) "https://packagingnewsonline.com/sciences/australia-ha-aprobado-tratamientos-orales-para-covid-como-funcionan-las-pastillas-y-quienes-se-beneficiaran-mas-salud/" ["description"]=> string(106) "El regulador de medicamentos de Australia aprobó por primera vez tratamientos orales para Covid-19 que..." ["content"]=> array(1) { ["encoded"]=> string(8013) "

El regulador de medicamentos de Australia aprobó por primera vez tratamientos orales para Covid-19 que deberían ayudar a abordar la escasez de suministro de otros tratamientos.

La aprobación se aplica a dos medicamentos: Paxlovid y Lagevrio. Han sido aprobados “provisionalmente”, lo que significa que pueden ser administrados por profesionales de la salud en circunstancias limitadas, pero los fabricantes deben enviar más datos a medida que los medicamentos se usan más ampliamente.

El director de enfermedades infecciosas de Mater Health Services, profesor asociado Paul Griffin, dijo el jueves: “Tenemos excelentes vacunas seguras y efectivas. Tenemos antivirales y anticuerpos monoclonales administrados por vía intravenosa, que ciertamente nos han ayudado. Pero lo que nos hemos estado perdiendo en este momento es una terapia oral que cambie el curso de la enfermedad de Covid”.

¿Cómo funcionan las drogas?

Ambos evitan que el virus se reproduzca fácilmente en las células del cuerpo, y lo hacen de maneras ligeramente diferentes.

Lagevrio provoca errores durante el proceso de replicación viral “hasta el punto en que el virus ya no es viable y no sobrevive a ese proceso”, dijo Griffin. Paxlovid bloquea una enzima crítica, una proteasa, que el virus necesita para replicarse.

Idealmente, cualquiera de los dos medicamentos debe administrarse lo antes posible después del diagnóstico y dentro de los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas. Los medicamentos se toman dos veces al día durante cinco días. En ensayos clínicos, ambos medicamentos fueron muy efectivos para reducir las tasas de muerte.

¿Quién se beneficiará?

Los tratamientos solo se pueden administrar a adultos con Covid-19 que aún no requieren oxígeno pero que tienen un mayor riesgo de progresión a hospitalización o muerte, por ejemplo, ancianos o inmunocomprometidos. Este es también el caso de otros tratamientos disponibles.

Pero hasta ahora, esos tratamientos debían administrarse mediante infusión intravenosa en un hospital u otro entorno médico, o mediante inyecciones intramusculares consecutivas. También ha habido escasez de suministro de algunos de estos tratamientos.

“Las terapias orales van a ser más fáciles de usar”, dijo Griffin.

“Van a ser más fáciles de llegar antes a las personas, lo cual es muy importante con todo este tipo de intervenciones. La rapidez con la que los administramos puede determinar, en muchos sentidos, qué tan bien funcionan.

Los tratamientos orales no son una alternativa a la vacunación. Los tratamientos solo funcionan durante un corto período de tiempo, mientras que las vacunas brindan una protección más duradera. Fotografía: James Ross/AAP

“Esto también reduce la carga sobre el sistema de salud, ya que estas terapias orales pueden estar muy centradas en la comunidad, en lugar de requerir una cama de hospital y recursos para administrar”.

Tendrá un claro beneficio para las personas mayores, que no tendrán que ser trasladadas al hospital para recibir tratamiento intravenoso.

Resistencia a las mutaciones del virus

Un investigador en farmacología clínica en la Universidad de Flinders, el profesor asociado Andrew Rowland, dijo que la mayoría de los tratamientos y vacunas existentes contra el covid-19 se dirigieron a la proteína de punta del virus.

“Paxlovid es un nuevo tratamiento importante para los pacientes con covid, ya que se dirige a un proceso único en la replicación de covid que no está relacionado con la proteína de pico”, dijo. “Esto significa que es menos probable que Paxlovid pierda eficacia debido a mutaciones en la proteína espiga, que hasta la fecha se han asociado con las principales variantes, incluidas Delta y Omicron”.

¿Cuándo se utilizarán?

El gobierno australiano ha asegurado 500 000 ciclos de tratamiento de Paxlovid y 300 000 ciclos de Lagevrio para el suministro durante 2022, con las primeras entregas previstas para las próximas semanas.

¿Son una alternativa vacunal?

Ningún tratamiento Covid es una alternativa a la vacunación. Los tratamientos no solo se reservan para los casos de mayor riesgo, sino que también puede seguir habiendo escasez de suministros de tratamientos durante la pandemia. Es importante destacar que los tratamientos solo funcionan durante un corto período de tiempo, mientras que las vacunas brindan una protección más duradera.

“Las vacunas funcionan tremendamente bien para evitar que las personas progresen a una enfermedad grave, pero también para evitar que las personas contraigan la infección y la transmitan”, dijo Griffin. “Estas terapias con medicamentos ciertamente no harán todas esas cosas. Son una herramienta adicional a la vacunación que marcará una gran diferencia para los más vulnerables”.

Rowland agregó que los medicamentos también eran caros.

“Actualmente, un número desproporcionado de pacientes que están siendo tratados por Covid con anticuerpos monoclonales en la comunidad, ingresados ​​en el hospital y que requieren camas en la UCI no están vacunados”, dijo.

“El gasto de suministrar Paxlovid a estos australianos supondrá una carga adicional para un sistema de salud que ya está sobrecargado. Podemos permitirnos vacunar a 32 niños por el costo de tratar a una persona con Paxlovid”.

" } ["summary"]=> string(106) "El regulador de medicamentos de Australia aprobó por primera vez tratamientos orales para Covid-19 que..." ["atom_content"]=> string(8013) "

El regulador de medicamentos de Australia aprobó por primera vez tratamientos orales para Covid-19 que deberían ayudar a abordar la escasez de suministro de otros tratamientos.

La aprobación se aplica a dos medicamentos: Paxlovid y Lagevrio. Han sido aprobados “provisionalmente”, lo que significa que pueden ser administrados por profesionales de la salud en circunstancias limitadas, pero los fabricantes deben enviar más datos a medida que los medicamentos se usan más ampliamente.

El director de enfermedades infecciosas de Mater Health Services, profesor asociado Paul Griffin, dijo el jueves: “Tenemos excelentes vacunas seguras y efectivas. Tenemos antivirales y anticuerpos monoclonales administrados por vía intravenosa, que ciertamente nos han ayudado. Pero lo que nos hemos estado perdiendo en este momento es una terapia oral que cambie el curso de la enfermedad de Covid”.

¿Cómo funcionan las drogas?

Ambos evitan que el virus se reproduzca fácilmente en las células del cuerpo, y lo hacen de maneras ligeramente diferentes.

Lagevrio provoca errores durante el proceso de replicación viral “hasta el punto en que el virus ya no es viable y no sobrevive a ese proceso”, dijo Griffin. Paxlovid bloquea una enzima crítica, una proteasa, que el virus necesita para replicarse.

Idealmente, cualquiera de los dos medicamentos debe administrarse lo antes posible después del diagnóstico y dentro de los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas. Los medicamentos se toman dos veces al día durante cinco días. En ensayos clínicos, ambos medicamentos fueron muy efectivos para reducir las tasas de muerte.

¿Quién se beneficiará?

Los tratamientos solo se pueden administrar a adultos con Covid-19 que aún no requieren oxígeno pero que tienen un mayor riesgo de progresión a hospitalización o muerte, por ejemplo, ancianos o inmunocomprometidos. Este es también el caso de otros tratamientos disponibles.

Pero hasta ahora, esos tratamientos debían administrarse mediante infusión intravenosa en un hospital u otro entorno médico, o mediante inyecciones intramusculares consecutivas. También ha habido escasez de suministro de algunos de estos tratamientos.

“Las terapias orales van a ser más fáciles de usar”, dijo Griffin.

“Van a ser más fáciles de llegar antes a las personas, lo cual es muy importante con todo este tipo de intervenciones. La rapidez con la que los administramos puede determinar, en muchos sentidos, qué tan bien funcionan.

Los tratamientos orales no son una alternativa a la vacunación. Los tratamientos solo funcionan durante un corto período de tiempo, mientras que las vacunas brindan una protección más duradera. Fotografía: James Ross/AAP

“Esto también reduce la carga sobre el sistema de salud, ya que estas terapias orales pueden estar muy centradas en la comunidad, en lugar de requerir una cama de hospital y recursos para administrar”.

Tendrá un claro beneficio para las personas mayores, que no tendrán que ser trasladadas al hospital para recibir tratamiento intravenoso.

Resistencia a las mutaciones del virus

Un investigador en farmacología clínica en la Universidad de Flinders, el profesor asociado Andrew Rowland, dijo que la mayoría de los tratamientos y vacunas existentes contra el covid-19 se dirigieron a la proteína de punta del virus.

“Paxlovid es un nuevo tratamiento importante para los pacientes con covid, ya que se dirige a un proceso único en la replicación de covid que no está relacionado con la proteína de pico”, dijo. “Esto significa que es menos probable que Paxlovid pierda eficacia debido a mutaciones en la proteína espiga, que hasta la fecha se han asociado con las principales variantes, incluidas Delta y Omicron”.

¿Cuándo se utilizarán?

El gobierno australiano ha asegurado 500 000 ciclos de tratamiento de Paxlovid y 300 000 ciclos de Lagevrio para el suministro durante 2022, con las primeras entregas previstas para las próximas semanas.

¿Son una alternativa vacunal?

Ningún tratamiento Covid es una alternativa a la vacunación. Los tratamientos no solo se reservan para los casos de mayor riesgo, sino que también puede seguir habiendo escasez de suministros de tratamientos durante la pandemia. Es importante destacar que los tratamientos solo funcionan durante un corto período de tiempo, mientras que las vacunas brindan una protección más duradera.

“Las vacunas funcionan tremendamente bien para evitar que las personas progresen a una enfermedad grave, pero también para evitar que las personas contraigan la infección y la transmitan”, dijo Griffin. “Estas terapias con medicamentos ciertamente no harán todas esas cosas. Son una herramienta adicional a la vacunación que marcará una gran diferencia para los más vulnerables”.

Rowland agregó que los medicamentos también eran caros.

“Actualmente, un número desproporcionado de pacientes que están siendo tratados por Covid con anticuerpos monoclonales en la comunidad, ingresados ​​en el hospital y que requieren camas en la UCI no están vacunados”, dijo.

“El gasto de suministrar Paxlovid a estos australianos supondrá una carga adicional para un sistema de salud que ya está sobrecargado. Podemos permitirnos vacunar a 32 niños por el costo de tratar a una persona con Paxlovid”.

" ["date_timestamp"]=> int(1642647877) } } ["channel"]=> array(7) { ["title"]=> string(34) "Sciences – Packaging News Online" ["link"]=> string(31) "https://packagingnewsonline.com" ["lastbuilddate"]=> string(31) "Sun, 06 Feb 2022 08:13:18 +0000" ["language"]=> string(5) "en-US" ["sy"]=> array(2) { ["updateperiod"]=> string(9) " hourly " ["updatefrequency"]=> string(4) " 1 " } ["generator"]=> string(30) "https://wordpress.org/?v=5.9.3" ["tagline"]=> NULL } ["textinput"]=> array(0) { } ["image"]=> array(0) { } ["feed_type"]=> string(3) "RSS" ["feed_version"]=> string(3) "2.0" ["encoding"]=> string(5) "UTF-8" ["_source_encoding"]=> string(0) "" ["ERROR"]=> string(0) "" ["WARNING"]=> string(0) "" ["_CONTENT_CONSTRUCTS"]=> array(6) { [0]=> string(7) "content" [1]=> string(7) "summary" [2]=> string(4) "info" [3]=> string(5) "title" [4]=> string(7) "tagline" [5]=> string(9) "copyright" } ["_KNOWN_ENCODINGS"]=> array(3) { [0]=> string(5) "UTF-8" [1]=> string(8) "US-ASCII" [2]=> string(10) "ISO-8859-1" } ["stack"]=> array(0) { } ["inchannel"]=> bool(false) ["initem"]=> bool(false) ["incontent"]=> bool(false) ["intextinput"]=> bool(false) ["inimage"]=> bool(false) ["current_namespace"]=> bool(false) }